Saltar al contenido

Capitulo 3 Sumisión Mutua

Pablo empieza su pasaje con un llamado a la sumisión mutua, o estar sujetos unos a otros, oponiéndose a la posibilidad de sumisión unilateral de la mujer hacia el hombre.

En el capitulo anterior, mostrarnos que el significado de la palabra hupotasso, la palabra Griega traducida al inglés como submit (someterse, sumisión) y al español como ser sujeto o estar sujeto, no tiene nada que ver con la subyugación o la subordinación a una autoridad en este pasaje. Más bien tiene el significado de “ajuntarse” o de “identificarse con”.   Y es la instrucción de Pablo que las parejas Cristianas en Efesios estén unidas en vez de estar cada quien con su familia de origen, y que se identifiquen el uno con el otro formando así una nueva unidad social.

El hecho de que la palabra “sujeto” en este pasaje no tiene nada que ver con la subordinación hacia una autoridad lo podemos clarificar con el hecho de que Pablo empieza su discusión en el verso 21 con un llamado a la sumisión mutua o estar sujetos unos con los otros en ambos conyugues. Este pasaje lee Estén sujetos los unos a los otros, por reverencia a Cristo.

En el verso 22, la mayoría de las traducciones de las Biblias en inglés o español  tiene a Pablo diceindo, Las esposas deben estar sujetas a sus esposos como al Señor (Biblia Dios Habla Hoy). Sin embargo en este verso, la palabra traducida como “sujetas” no se encuentra en el texto en Griego. De hecho no hay verbo en el verso 22. El pasaje lee literalmente, esposas a sus esposos.

La manera en la que Pablo construyó este pasaje provee una clave muy importante en el mensaje que él quería transmitir. El verbo principal relacionado con el verso 22 es encontrado en el verso 21. Esencialmente esto significa que lo “sujetas” que deben de estar las esposas en verso 22 es la expresión de estar sujetos que, los esposos, esposas y todos los creyentes deben de enseñarse los unos a los otros.

La construcción gramatical utilizada por Pablo claramente indica que el no está construyendo un modelo de jerarquía (o cadena de mando) que  exigiría obediencia unilateral (o sea solo de parte de) la esposa a el esposo. El mas bien esta pidiéndole a los Cristianos a “unirse unos con los otros” y a “identificarse los unos con los otros”.

Las ramificaciones de esta identificación de unos con los otros son increíbles. Por ejemplo, cuando entendemos las implicaciones de nuestra “unión con” o “identificación con” Jesucristo, y su personal “unión con” e “identificación con” nosotros, empezamos a tener una mejor idea de lo que realmente significa estar crucificado con Cristo, estar en El y que El este en nosotros. Las cartas de Pablo dan esta idea de la “realidad de la Nueva Creación!”. Tenemos una idea más clara de la verdadera unidad que da el Espíritu (Efesios 4:3) en oposición a la pseudo-unidad impuesta regularmente por Cristianos, que en el fondo tiene buenas intenciones. Tenemos una idea más clara de la mutualidad posible en un verdadero matrimonio Bíblico y Cristiano.

En los Salmos, la palabra Hebrea, Selah, significa “detenerse y pensar sobre esto”. Ciertamente, el significado previsto de hupotasso, con sus increíbles implicaciones requiere un momento de selah.

En tales momentos de reflexión, el Espíritu Santo nos impartirá un  paradigma completamente nuevo para las relaciones humanas. Este paradigma es más enriquecedor que el paradigma superficial que exige “obediencia” en un modelo de cadena de mando. Esta expone la superficialidad de la “ley” que requiere obediencia solamente departe de la esposa hacia el esposo. Esta expone a la luz el desagradable y no lleno del Espíritu, sistema patriarcal (soberanía masculina autoritativa), tan cuidadosamente tapada por terminología religiosa, no solo en la religión Cristiana sino también en las mayores religiones del mundo! Y también trae consigo un emocionante y nuevos sentimiento de privilegio personal y responsabilidad en la comunidad, de autodeterminación y compromiso mutuo con la comunidad. Este modelo respeta la completidad, la sensación de estar completo como persona, impartida a cada mujer creyente en Cristo, mientras le facilita un sentido de pertenencia dentro de la comunidad con la cual Jesús se identifica.

De verdad, hay mucho mas para este paradigma Bíblico presentado por Pablo!. Perder esto en el pasaje es perder un aspecto vial de un estilo de vida verdaderamente Cristiano. Perder esto a favor de “mujer obedece a tu esposo” es prostituir el verdadero significado de el matrimonio Cristiano.

En la narrativa de Génesis, Dios les dio a “ellos” (hombre y mujer) domino sobre Su creación. (Génesis 1:28). En ninguna parte encontramos una indicación de que El le dio dominio o autoridad al hombre sobre la mujer. Solo por consecuencia del pecado y la caída del Edén Dios le advirtió a Adán y Eva que ella experimentaría gran infortunio cada vez que ella se “voltease” (Palabra Hebrea teshuqa) de Su creador hacia su esposo. (Génesis 3:15). Su advertencia descriptivamente es esta: Cada vez que ella se voltee de (teshuqa) Dios hacia el hombre, ella entonces estaría estableciendo una relación jerárquica (o en este caso patriarcal) , trayéndose a si misma bajo la dominancia del hombre y ser dominada por él. Dios advierte que las consecuencias de esta escogencia traerían angustia indescriptible.

Es muy extraño como las reglas religiosas son tan fácilmente aceptadas por la mente no renovada, a pesar de la injusticia y el sufrimiento que precipitan. Parecen proveer para mentes caídas un sentido falso de seguridad! Pero una mente renovada es una mente que ha sido iluminada por la Mente de Cristo, y por la Palabra de Dios, iluminada gracias al Espíritu Santo. ¿Cuántos Cristianos sinceros de corazón están viviendo por las reglas religiosas y los razonamientos de la mente no renovada, especialmente cuando se trata del matrimonio?

¡Hay tantas razones por las cuales hay que entenderlo bien!.

Estudiosos eruditos Bíblicos tales como Alvera y el difunto Berkeley Mickelsen notan las implicaciones de la construcción gramatical de Pablo en el pasaje de Efesios 5. Ellos señalan que por ejemplo. La palabra  “submit” en ingles, en este pasaje no puede significar “obedecer” porque es imposible que los Cristianos tengan que obedecerse unos a los otros.

Los Mickelsen razonando sobre el significado inherente de la construcción de Pablo escriben que:

De que maneras los Cristianos deben de estar sujetos el uno al otro? Seguramente este implica respeto, dar de sí mismos, escuchar las opiniones de otros, no insistir en que se haga la voluntad de ellos, aprender uno del otro, y motivándose unos a los otros. Que hermosa manera de ver un matrimonio.

El modelo de identificación mutua y unión de los unos a los otros encaja con las otras enseñanzas de Pablo acerca del matrimonio. Este pasaje no tan conocido que es 1 Corintios 7, es en realidad la enseñanza más extensa acerca del matrimonio. En este pasaje, el habla acerca de las relaciones sexuales entre el esposo y esposa, la responsabilidad de mantener el matrimonio en medio de la dificultad y la influencia del esposo y esposa en los hijos. El se refiere a los esposos y a las esposas por separado, y en cada instancia el da exactamente la misma responsabilidad y “autoridad” a cada uno. Hay perfecta mutualidad a lo largo de todo el pasaje. A ninguno se le da autoridad sobre el otro. De hecho Pablo alterna entre el hombre y la mujer 12 veces diferentes en este pasaje y, como opina Gordon D. Fee “En cada caso hay completa mutualidad entre ambos sexos”.

¿Por qué no hemos oído de enseñanzas en el matrimonio de 1 Corintios 7?

Selah.

En Efesios 5:25, Pablo les dice a los esposos que amen (de la palabra Griega ágape) a sus esposas de la misma manera en que Cristo amo a la iglesia y dio su vida por ella. Agape se le ha llamado “el tipo de amor de Dios”.  Es la palabra que siempre se utiliza para hablar sobre el Amor de Dios por la humanidad y por Jesucristo. También es el tipo de amor que Jesús dijo que debía de caracterizar y ser la marca distintiva de aquellos que serian sus Discípulos. (Juan 13:34-35). Este es el tipo de amor que haría el mayor sacrificio por el otro. Este es el tipo de amor que ha demostrado Jesucristo en la cruz donde el Dio la vida por nosotros. Este es el tipo de amor que Pablo le hace el llamado a los esposos, que lo demuestren hacia sus esposas.  Esta es la naturaleza de la identificación con y la unión de (hupotasso) el verso 21 como debe de expresarse por el esposo hacia la esposa. Los Micklesens dicen:

El concepto de sacrificio abnegado para que el conyugue pueda alcanzar su máximo potencial ha sido el rol que la sociedad tradicionalmente le ha dado a la esposa. Aquí Pablo se lo da al esposo. Por supuesto que entregarse de manera sacrificante por el otro es una excelente ejemplo de lo sujeto o la sumisión que las esposas y los esposos deben de tener el uno hacia el otro.

Esta idea era totalmente contraria a la mentalidad Efesia. La cultura no requería ni esperaba que los esposos amasen a  sus esposas. Después de todo, ellos creían que las mujeres estaban hechas de una sustancia diferente a aquella de la que estaban hechos los hombres. Los griegos creían que los dioses crearon a la mujer como un tipo de castigo para el hombre y que ella era inferior al hombre tanto en su substancia como su intelecto.

Seminodes sobre las mujeres escribió “Algunas mujeres vienen de las cerdas, algunas de la perra, otras de yeguas de paso alto y otras de las inestables olas del mar”. (Seminodes On Women, pág. 83-93, citado por Kroeger, 278.)

Esta depreciación de la mujer coincidió con la exaltación de la hombría y promovía, entre otros males la homosexualidad. Plato por ejemplo sostenía que,

La verdadera y noble alma era masculina y que esta buscaría a otra masculina como objeto de su amor. Espiritas menores pueden estar contentos en otorgar su cariño dentro de la corte de una mujer.  (Plato Symposium, 180,192, citado por Kroger,278).

Evidencia adicional para esta visón baja de la mujer sobresale en el debate conducido un poco mas tarde de el Nuevo testamento. En él, el juez decide estar a favor del homosexualismo por la alegada inferioridad moral de la mujer. Este anuncio.

Entonces que la obligación de contraer nupcias sea universal, pero que sea el amor de los muchachos reservado solo para los sabios, porque la verdadera virtud florece menos entre las mujeres.  (Lucian, Erotes,51, citado por Kroeger,278.)

Cuando Pablo escribió Efesios 5, llamando a los esposos a amar a sus esposas, el estaba comunicándose con personas inculturada con este tipo de creencias de que las mujeres eran inferiores, desiguales y malignas. Si nosotros no comprendemos esto, entonces no podemos apreciar el hecho de que una de las cosas que Pablo estaba haciendo en llamando a los esposos a amar a sus esposas en este pasaje era la afirmación del matrimonio heterosexual. Por medio de la declaración de que el hombre es el kefale (origen de) la mujer-no arcon (soberano o autoridad)-Pablo estaba denunciando la  noción pagana presente de que la mujer era de una sustancia inferior a la del hombre, y el estaba proclamando que ella era de hecho, carne de su propia carne, y huesos de sus propios huesos. La mujer era en verdad una compañera idónea para el hombre. Pablo entonces confirma esta igualdad y luego habla de una mutualidad entre el hombre y la mujer cuando el continua:

11 Sin embargo, en la vida cristiana, ni el hombre existe sin la mujer, ni la mujer sin el hombre. 12 Pues aunque es verdad que la mujer fue formada del hombre, también es cierto que el hombre nace de la mujer; y todo tiene su origen en Dios. (1 Corintios 11:11-12, Biblia Dios Habla Hoy).

Es a personas de mentalidad Greco Romana a la cual Pablo le escribe Efesios 5, instruyéndoles a los nuevos creyentes en la diferente y drástica naturaleza del matrimonio Cristiano. Por lo tanto el escribe. 31 «Por eso, el hombre dejará a su padre y a su madre para unirse a su esposa, y los dos serán como una sola persona.» 32

Este pasaje tiene que ver con la intención de Dios de intimidad y unión entre el esposo Cristiano y la esposa Cristiana, una intimidad basada en la equidad y en la identificación del uno con el otro. Nunca fue la intención de enseñar o promover la soberanía masculina y la subordinación femenina. Tal enseñanza es, de hecho, un abuso de las Escrituras.

Luego sigue que Pablo compara la relación matrimonial con nuestra relación con Cristo, esto tiene la intención de mostrar, no su soberanía, pero la santidad del matrimonio Cristiano. La idea de la Soberanía de Cristo no es inherente en el contexto de este pasaje, y la interpretación buena de la Biblia no impone un significado no presente en el texto.

Así que no solo el significado de hupotasso excluye cualquier interpretación de jerarquía de este pasaje, sino que también la construcción de este pasaje en si mismo excluye tal significado.

Se está haciendo cada vez más claro que Efesios 5:21-33 no trata acerca de “¿Quién es el jefe?” o de ¿quién manda aquí?

Estar “Sujetos”:

Sujetos o “submit” en ingles, del Griego= hupotasso. Mejor traducida como “identificarse con”-“ estar apoyando a “

Estudios  recientes han hecho claro como habrían entendido la palabra hupotasso las personas a las que las Epístolas fueron escritas. Es crítico y esencial que el significado Bíblico de la palabra se haga la definición estándar y que desechos versiones erróneas y engañosas hechas por traducciones defectuosas. Por ejemplo la traducción de la palabra “submit” en ingles que tiene significado de someterse, es traducida de la manera correcta en griego con la palabra hupeiko.

La palabra del Nuevo Testamento hupotasso, es una palabra común, con el significado de apoyar, y se utilizaba para documentos adjuntos / agregado (de apoyo) en el sistema postal.

En el contexto de relaciones bíblicas entre los hombres y las mujeres, el mejor significado de hupotasso seria “identificarse con” o “apoyo para” (Esta es una definición muy fuerte que abarca mucho). Esta palabra no tiene nada que ver con estar subordinado a, secundario a o sujeto o sometido a. El significado correcto es especialmente importante y claro cuando consideramos el contexto cultural, o se  cuando se entiende a la luz de las costumbres matrimoniales de la cultura a la que Pablo estaba escribiendo.

(Ver Léxico Griego de Bauer Bauer’s Greek-English Lexicon, el libro de Dra Susan Hyatt EN EL ESPIRITU SOMOS IGUALES pág. 255-59, libro de Edwin Stewart, Sumisión y Soberanía Masculina: Nuestra Interpretación “Ridícula Submission and Headship: Our Ridiculous Interpretation”, o el libro publicado en esta página Quien es el Jefe? Por el Dr. Eddie Hyatt y la Dra. Susan Hyatt.)

“Deseo”

 

Del Hebrero teshuqa. La Biblias en inglés o español traducen esta palabra como “deseo”, palabra encontrada en Génesis 3:16, implicando lujuria departe de la mujer. Sin embargo el Septuaginta, la traducción en Griego del antiguo testamento traduce esta palabra como “voltearse”.

El verdadero significado de teshuqa es de hecho “voltearse” sin ninguna implicación de “deseo” o “lujuria”. Claro, estos pueden ser motivos para “voltearse”. Lo que el pasaje de Génesis 3.16 quiere decir es esto:

 

Eva se esta volteando o alejando de Dios hacia el hombre, poniéndolo a él entre ella y Dios. Dios le advierte a Eva que esta decisión de voltearse hacia el hombre traerá como resultado que ella venga a caer bajo el dominio del hombre.

Todas las mejores antiguas versiones del Antiguo Testamento traducen teshuqa con la idea de “voltearse”. La distorsión de este pasaje se vio por la influencia del Talmud, una recopilación de las tradiciones de los judíos. La enseñanza es que Dios maldijo a todas las mujeres por medio de Eva, y esta noción no proviene de la versión original en Hebreo de Génesis 3:16, pero del Talmud de Babilonia, que de hecho, enseña las 10 maldiciones de la mujer. La 5 maldición es “Tu deseo será hacia tu esposo”.

Esta distorsión fue primero introducida por Jerónimo por medio de la traducción Vulgata Latina de la Biblia en el año 382 D.C. Una rendición valida de Génesis 3:16 podría ser: Multiplicaré en gran manera tus dolores y tus preñeces; con dolor darás a luz los hijos; te voltearas hacia tu marido, y él tendrá dominio sobre ti.”

 

Este material fue tomado del libro EN EL ESPIRITU SOMOS IGUALES de la Dra. Susan Hyatt. También hay un muy buen argumento de esta mala traducción, este fue escrito pro Katherine Bushnell. Más adelante se agregara a la pagina!

Ayuda Idonea

  • Ayuda:

Strong’s # 5828 (Hebreo = ezer) socorrer-ayudar
Strong’s Root = # 5826 (Hebreo = azar) azar = de la raíz: envolver protegiendo, proteger o socorrer: ayudar, dar socorro

Gesenius añade que la idea principal de la palabra consiste en ceñir, rodear, o sea defender

  • Idonea:

(Del Hebreo = kenegdo) corresponde con, la contraparte de, igual a, combina con

149144_380282368729465_252209821_nLa enseñanza tradicional es que la mujer como la ayudante idónea es como una asistente o ayuda subordinada al que está ayudando. Esta definición pareciera estar en línea con la definición de Strong. Sin embargo, si usted ve el contexto en el que se utiliza ezer en los demás pasajes de la Biblia, vera que ezer se está refiriendo a Dios o a aliados militares. En todos los demás casos el que está dando la ayuda es superior a aquel que recibe la ayuda. Si añadimos la palabra kenedgo (idónea) esta modifica el significado a aquel de estatus igualen vez de estatus superior. Las Escrituras Bíblicas son increíbles. Dios dice exactamente lo que Él quiere comunicarnos.

La Dra. Susan Hyatt da la siguiente definición de su libro “En el Espíritu somos iguales ” Re:. Sobre Palabra Hebrea ezer kenegdo en Génesis 2:18; la palabra” ayuda idónea ” no ocurre en la Biblia. En cambio la expresión hebrea ezer kenegdo aparece, lo que significa.” Uno qué es lo mismo que el otro y que rodea a quién protege, socorre, ayuda, apoya. “no hay ningún indicio de inferioridad o de una posición secundaria en una separación jerárquica entre los hombres y mujeres, ni separación en” esferas ” diferentes de responsabilidad, la autoridad, o posición social .La palabra ezer se usa dos veces en el Antiguo Testamento para referirse a las mujeres y 14 veces para referirse a Dios. Por ejemplo, en los Salmos de David, cuando dice: “El Señor es mi ayuda/socorro”, utiliza la palabra ezer”.

Enseñanzas de Jesús •2 Las Mujeres no Son Propiedad

Portada Libro 10 Cosas que Jesus Enseñó Sobre las Mujeres

Portada Libro 10 Cosas que Jesus Enseñó Sobre las Mujeres(Inglés)

¿Cómo puede estar correcto  el pensar que una persona debería ser dueña de otra? Aun así, el pensamiento predominante ha sido que el esposo es dueño de su esposa y sus hijas. La noción es que las esposas son propiedad de los esposos, y por lo tanto se espera que estas sirvan “en su lugar” como la supervisora domestica y maternal de la casa del hombre. Escrito en términos tan contundentes, el error de esta manera de pensar i debería

Usted sabia que Jesús de hecho confronto esta manera de pensar? En Juan 8:3-11, El hizo  muy claro el hecho de que las mujeres no son propiedad de los hombres y no se les debe de tratar como tal. Este punto se puede perder ya que la mayoría de nosotros no tenemos el conocimiento para leer el texto con entendimiento. Pero veamos al encuentro de Jesús con los líderes religiosos en ese pasaje para ver que podemos aprender.

Los líderes religiosos trajeron  una mujer a Jesús quien había sido sorprendida en adulterio. De acuerdo a Deuterinomio 22:22-30, ella debía de ser a apedreada hasta la muerte en público. Los líderes religiosos usaron este suceso para desafiar a Jesús sobre si El estaba o no de acuerdo con el mandamiento de Deuteronomio.

Normalmente en una lectura superficial de este pasaje en el evangelio de Juan, nos enfocamos en los esfuerzos se los líderes religiosos por tratar de confundir, engañar y confrontar a Jesús. No le prestamos tanta atención al hecho de que ellos estaban dispuestos a explotar a una mujer para lograr este propósito. Nos revelaría esto que poco estima tenían los líderes religiosos por las mujeres, que usaran a una mujer de esta manera para obtener ventaja?

De acuerdo a la ley religiosa, la mujer era propiedad de un hombre, y el pecado en este caso era que su propiedad había sido dañada. El pecado no era su comportamiento en sí. El problema era que ella –como propiedad-había sido usurpada. El pecado era que el hombre-su dueño-había sido violado. En consecuencia, esta mujer era ahora considerada una desgracia para su dueño y debían de matarla.

También, de acuerdo a la ley, el hombre debía ser apedreado hasta la muerte, no por el adulterio en sí, pero porque había violado la propiedad d otro hombre. Su participación en todo esto parece no ser importante a los líderes religiosos. ¿Por qué? ¿Dónde estaba el? ¿Porque los líderes religiosos solo trajeron a la mujer a Jesús? Las respuestas solo pueden ser atribuidas a prejuicios contra las mujeres, y tal vez también el enojo de los líderes religiosos hacia la actitud y trato de compasión y del rato de igualdad hacia la mujer que tuvo Jesús. El final de la historia es que Jesús volvió las cosas hacia ellos y estos se fueron.

Jesús era tan diferente de los líderes religiosos! Él demostró un conjunto de valores totalmente diferente al conjunto de valores de ellos. Jesús no trato a la mujer como la propiedad de un hombre. Él la trato como una persona de igual valor humano.

También otro factor que ignoramos es que Él hablo con ella directamente y personalmente en público. Este tipo de reconocimientoes casi siempre una señal de respeto, en este caso Jesús hizo a esta mujer sujeto de su respeto, en vez de un objeto de desgracia social.

(Cuantas veces nos han-simplemente por el hecho de ser mujeres- han tratado como si fuéramos invisibles o con falta de respeto?)

Más allá de este punto, Jesús por hablarle a esta mujer en público, estaba haciendo algo que la cultura prohibía.

Otro punto que notar en esta historia des que las palabras de Jesús hacia esta mujer fueron palabras de perdón y compasión. Sin permitir el pecado, Él se relaciono con ella de una manera que no echaba culpa o vergüenza hacia ella. Él le dio un nuevo comienzo en su vida “Yo tampoco te condeno. Vete; desde ahora no peques más. (Juan 8:11 La Biblia de las Américas (© 1997 Lockman) ).

El propósito de los líderes religiosos en esta situación había sido atrapar a Jesús (Juan 8:6) Pero Jesús no cayó en su trampa, y como Él no era controlado por otras personas, Él puso el enfoque donde debía ser puesto. Él de una manera proactiva cambio el enfoque hacia lo que realmente era importante! Esto era lo que Dios pensaba de todo esto, del error de los líderes, y del bienestar de esta mujer abusada. Y Él enseño que esta mujer no era un pedazo de propiedad humana, ni una herramienta de los sistemas religiosos, ni un objeto sin valor que pudiese ser usado como los hombres quisieran. Ella de verdad valía algo para Dios!

Hoy en día, que valores aplicamos?

Enseñanzas de Jesús •1: Los Hombres y las Mujeres tienen igualdad

Portada Libro 10 Cosas que Jesus Enseñó Sobre las Mujeres

Portada Libro 10 Cosas que Jesus Enseñó Sobre las Mujeres(Ingles)

Jesús vino a revelar a Dios y a introducirlo en nuestras vidas, los valores, los motivos, el carácter, los caminos y propósitos-del Cielo. El vino a poner Luz en nuestra oscuridad! Y esto incluye dar Luz para que podamos entender bien-desde la perspectiva del Cielo-sobre las mujeres. Cuando Jesús encendió su Luz, esta enseño el punto de vista de Dios: las mujeres son creadas, consideradas, respetadas y comisionadas como iguales a los hombres. Que contraste con las terribles ideas que prevalecieron en la oscuridad!

En la iglesia por alguna razón extraña, una línea muy firme, basada únicamente en el género se ha establecido entre los sexos. Los hombres hacen esto; las mujeres no! Los hombres mandan; las mujeres sirven. Esto como resultado hace que regalos preciosos-dados por Dios para Su Gloria, para la realización personal de sus hijos, y para la salvación de las naciones y la sanación de personas heridas-queden sin ser abiertos o utilizados! Un regalo que aparentemente Dios le debió haber dado a un hombre-o pareciera!-El le dio en vez a una mujer, y por esta razón no puede ser usado como El lo tenía destinado. Muchos hemos sentido un sentimiento de dolor punzante, y Florence Nightingale lo dijo muy bien:

“Yo le hubiera dado a ella (La Iglesia) mi cabeza, mi mano, mi corazón. Pero ella no los quiso”.

Pero caminar al lado de Jesús es caminar por un sendero iluminado /Pero caminar al lado de Jesús es caminar con las luces encendidas.. Podemos ver, abrir y utilizar los regalos que El ha depositado en nuestras personalidades únicas, si nosotros queramos. Hace unos cuantos años atrás cuando le pedí al Señor que me ayudara en una situación difícil relacionada con todo esto, escuche las siguientes palabras en mi corazón:

RECONOCE lo que te he dado;

VALORA lo que te he dado; y

DA lo que te he dado

A AQUELLOS QUE

RECONOCEN lo que te he dado y

VALORAN lo que te he dado y que

RECIBAN lo que te he dado.

La verdad es que nuestro Creador nos ha bendecido a todos, desconsiderando ( sin prestar atención, independientemente) del género, con El (El Mejor Regalo de Todos), y con los regalos de Su escogencia. El quiere trabajar por medio de nosotros, usando estos regalos, y El lo hará si tan solo los abrimos y lo seguimos a Él. Mientras que caminemos en la Luz, podemos hacer esto, hasta desafiando la tradición- y seguramente lo haremos! Pero El se ve glorificado en esto.

Dios nos da regalos y personalidades para que podamos expresarlo a Él a oras personas. Nada indica su soberanía y su voluntad específica y personal con nosotros más claro que esto.

Y esto es lo que le damos a Él cuando seguimos consagrando nuestras vidas a Él, que podamos dar nuestro pequeño aporte en Su gran plan.

19 Por tanto, vayan y hagan discípulos de todas las *naciones, bautizándolos en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo,20 enseñándoles a obedecer todo lo que les he mandado a ustedes. Y les aseguro que estaré con ustedes siempre, hasta el fin del mundo.

Jesús   (Mateo 28:19-20 Nueva Versión Internacional (NVI)

En relación con la Gran Comisión, quisiera compartir con ustedes una experiencia personal que tuve mientras oraba durante un seminario de doctorado en estrategia de misiones. Mientras simplemente descansaba, con mi cabeza descansando en el escritorio, mientras otros trabajaban por medio de la oración, me llevo por sorpresa cuando el Espíritu Santo llego a mí y comencé a interceder. Fue iniciado por el Espíritu, lleno del Espíritu y una oración dirigida por el Espíritu! Las palabras que escuche en mi corazón mientras rezaba fueron estas:

La Iglesia tiene todo el dinero, los medio, y los métodos para llevar el mensaje a todo el mundo, peor lo que quiero es purgar ese mensaje para el que leve sea Mi Mensaje.

Mientras me entregue en oración, para mí fue claro que el gran pedazo que debe de ser purgado es el mensaje tradicional sobre las mujeres. Si la Iglesia quiere avanzar en el Evangelio, esa parte debe de irse! La voluntad de Dios es que enseñemos el Mensaje de Jesús sobre las mujeres. Esa es la Palabra de Dios para nosotros, y debemos de aplicar ese conocimiento que esta al alcance nuestro para leer las palabras y acciones de Jesús en las situaciones sociales de su día y derivar el significado que El  pretendía.

Cuando entendemos el PENSAMIENTO  PREDOMINANTE de las mujeres en los tiempo de Jesús, comenzamos a ver lo radical que sus enseñanzas eran. Comenzamos a ver a lo que El se oponía.

  • La Ley oral del tiempo de Jesús decía:  Que las palabras de la Ley sean incineradas antes de ser entregadas a una mujer…Si un hombre      le enseña a su hija la Ley, es como si le enseñara obscenidades (Sotah      3:4)
  • Una mujer es inferior a su esposo en todas las cosas. Por lo tanto que ella le sea obediente a él  (Apion 2:25)
  • Que caiga una maldición sobre el hombre que necesita que su esposa o hijos digan las gracias por él.
  • Alabado sea Dios que  no me hizo un Gentil; alabado sea Dios que El no me hizo mujer; Alabado sea Dios que no me hizo un hombre ignorante. (Esta era una plegaria de agradecimiento Judía que se decía en los tiempos de Jesús. Menahot 43b.)
  • Es bueno para aquel cuyos hijos son varones, pero malo para aquel cuyos hijos son mujeres…En el nacimiento de un varón todos están felices, pero en el nacimiento de una niña todos están tristes… Cuando un varón viene al mundo, paz entra al mundo; cuando una niña llega, nada llega…Hasta la mas virtuosa de las mujeres es una bruja (Niddah 31b)
  • Cuando estamos al tanto de las PRACTICAS SOCIALES sobre las mujeres en el tiempo de Jesús, obtenemos una mayor comprensión de la naturaleza revolucionaria de sus enseñanzas.
  • En el templo en Jerusalén, las mujeres se les limitaba a estar a una porción exterior, la corte de las mujeres, que estaban a cinco pasos debajo de la de los hombres.
  • Un Rabino veía como debajo de su dignidad hablarle a una mujer en público.
  • A las mujeres se les mantenía para la maternidad y la crianza, y estaban siempre bajo el  control estricto de un hombre.

Estas maneras de pensar que eran predominantes de ese tiempo y las prácticas sociales reflejaban la naturaleza pecadora  de la humanidad resultando de la Caída del Edén. También revelan como el pensamiento del Pueblo de Dios había sido corrupto por sincretismo con culturas paganas.

Cuando leemos los Evangelios con conocimiento, entendemos que los escritores claramente nos enseñan que Jesús rechazaba la idea de que las mujeres eran malignas, inferiores, sucias y no iguales.  En ninguna parte los escritores de los Evangelios describen a la mujer como de menso valor que el hombre. En ninguna parte a las mujeres se les restringe a ciertos roles, y en ninguna parte a las mujeres se les trata como la propiedad de hombres o sujetas bajo autoridad masculina. En vez, Jesús, Nuestro Señor, demostró muy vigorosamente que las mujeres y los hombres son iguales.

Capitulo 2 El Estilo de Matrimonio

El tipo de matrimonio practicado por los Efesios apoya la posición de que este pasaje no trata sobre autoridad en el matrimonio.

“Texto sin contexto no es más que pretexto!” es citado a menudo. Y es cierto! Sin embargo el error más común que comenten muchos creyentes cuando leen la Biblia es que toman el texto Bíblico fuera de su entorno cultural o contexto literal. Este es una de las mejores maneras para hacer que la Biblia diga algo que no quiere decir.

Por ejemplo, Pablo escribió esta carta a la Iglesia en Efesios a gente real que vivió en un tiempo y lugar real, un tiempo y lugar muy diferente al nuestro. Entender sus circunstancias y su estilo de vida nos dan claves vitales para entender de lo que Pablo estaba hablando cuando les escribió. En este caso, entender el tipo de matrimonio practicado por los Efesios mejora enormemente nuestro entendimiento de las exhortaciones de Pablo hacia ellos sobre el matrimonio.

El estilo de matrimonio practicado por los Efesios se le conocía como sine manu o “matrimonio sin mano” Puesto de manera más sencilla “matrimonio sin mano” significaba matrimonio sin compromiso.

Antes del tiempo de Cristo, el Emperador Romano Augusto Cesar había instituido el “matrimonio sin mano” en un intento por disminuir el gran extenso problema de abuso de las esposas en el Imperio Romano.

En un “matrimonio sin mano” la esposa se mantenía bajo la autoridad o control del padre biológico o del varón mayor en su familia de origen. Su dote, o herencia, también permanecía bajo el control de su padre o el varón mayor del hogar.

Agregado a esto, esta ley requería que la mujer no pasara menos de 3 días cada año en la casa de su padre. Si ella fallaba, el matrimonio se hacía permanente y ella se hacía parte del hogar de su marido. Pr supuesto la familia de la esposa se aseguraría de que ella regresara cada año por el tiempo requerido para así retener el control sobre su dote.

Si la mujer tenía dudas sobre algún aspecto del compromiso de su esposo hacia ella, ella también podría asegurarse de regresar a la casa de su padre cada año.

Como la familia de la esposa la podía removerla en cualquier momento, esto tendía a desestabilizar la relación matrimonial. El compromiso del esposo hacia su esposa generalmente se mantenía muy débil, y la esposa generalmente mantenía lazos íntimos más con su familia de origen que con su esposo.

También un suegro podía poner mucha presión en su yerno para que hiciese su voluntad por medio de amenazarlo con remover a su hija de la casa del esposo. Esto podía ser fastidioso en especial para las parejas Cristianas ya que un suegro pagano podía amenazar con remover a su hija a menso que ella y su esposo renunciasen a su fe.

Claramente el “matrimonio sin  mano” era un arreglo muy inestable y difícil! Este resultaba en que la esposa fuese una extraña en la casa de su esposo.

Ya que esta alternativa al matrimonio causo más problemas de los que resolvió, los esfuerzos por removerlo como ley comenzaron cerca del 50 D.C. Pero durante la era  del Nuevo Testamento, era todavía la forma más común de matrimonio en el mundo Greco-romano. Así que las exhortaciones de Pablo acerca del matrimonio en Efesios 5:21-33 eran para personas para las cuales esta eras la forma común del matrimonio.

Cuando entendemos esto y paramos de imponer nuestro modelo de matrimonio en el pasaje Bíblico, es mucho más fácil entender el sentido de lo que quería comunicar Pablo. Entendemos que Pablo está pidiendo el compromiso mutuo e intimidad mutua en la relación matrimonial. El no está respondiendo la pregunta “¿Quien es el jefe?”

Al estar conscientes de esta información de los antecedentes, ahora podemos explorar el uso de Pablo de la palabra griega hupotasso que se usa en este pasaje. Hupotasso tradicionalmente se ha traducido al Inglés con la palabra sumisión, o en Español con la palabra sujeto. Porque sujeto significa algo diferente para nosotros de lo que significaba hupotasso para Pablo y los Efesios, es fácil para nosotros tomar en sentido erróneo lo que Pablo quería decir.

El léxico de griego al inglés de Bauer (Bauer´s Greek –English Lexicon) es el léxico por elección de los estudiantes de griego del Nuevo Testamento, y este da varios significados para la palabra hupotasso. Estos significados incluyen “estar sujeto, o estar subordinado” o “voluntariamente ceder en amor” o “adjuntar o anexar” con el contexto del texto siendo el determinante cual significado es más apropiado. No podemos arbitrariamente escoger el significado que queramos, como ha sido el caso frecuentemente! Nosotros debemos de seleccionar el significado que Pablo quería comunicar, el que esta de acuerdo con el contexto.

Nada hallado en el pasaje permite el significado de “sujeto o subordinado”. Bauer por lo tanto opta por escoger “ceder voluntariamente en amor” como el significado apropiado. ¿Pero tiene Bauer razón? ¿O hay más?

Aunque este significado probablemente está presente, el tipo de matrimonio practicado por los Efesios hace más probable que “adjuntar” o “anexar” (con el significado de agregar a ) sean más cerca a lo que Pablo quería decir.

Este significado para hupotasso no era poco común en el mundo antiguo. El historiador Josephus, un contemporáneo de Pablo, usaba hupotasso en referencia a adjuntar dos documentos juntos. (4) Polycarpio de Smyrna, usaba hupotasso de la misma manera cuando en una carta a la iglesia en Phillipi, el les informo a ellos que estaba enviando unas cartas de Ignacio de Antioch junto con su carta. “Estas están anexadas a esta carta” decía Polycarp. También hay otros ejemplos de esta era donde hupotasso se refería a  “unir” documentos o composiciones literarias.

Esto puede ayudar. Pero la idea de una mujer siendo un “anexo” o una “adjunción” a un hombre es un concepto ofensivo. Y esto está en desacuerdo con el corazón de Dios. La lista de significados de Bauer es útil en guiarnos lejos de las definiciones tradicionales de estar sujeto o en ingles de sumisión tradicionalmente entendidas de ese modo por los Evangélicos, pero también esta definición es un poco inadecuada e incompleta.

Si nos quedamos con la definición de Bauer, sin embargo, lo que vemos aquí es que Pablo esta diciéndole a la mujer que deje a su propia familia, para no estar más “anexados/unidos” a ellos sino a que se “una” con su esposo y formar una nueva unidad social.

Esto refleja el mandamiento en Génesis de que el hombre iba a dejar a su padre y a su madre y unirse a su esposa. Ahora, en la cultura de los Efesios, Pablo llama a la mujer a dejar a su familia de origen y a identificarse con su esposo en el matrimonio Cristiano.

De hecho la frase de “identificarse con” puede bien ser la mejor definición de la palabra hupotasso en este pasaje. En años recientes, estudiosos conservativos Evangélicos como la Dra. Catherine Kroeger y el Dr. David Scholer, han hecho investigaciones extensas dentro de la cultura y significado que reemplaza/excede la de Bauer, un teólogo más liberal. Kroeger, por medio de extensiva investigación en  estudios culturales y lingüísticos, propones las siguientes opiniones en la palabra hupotasso:

  1. Hupotasso puede significar “mostrar un comportamiento responsable hacia otros” En 1 Corintios 14, Pablo estaba amonestando a los profetas (verso 32) y a las mujeres (verso 35), a hupotasso, o sea, comportarse de manera responsable teniendo en cuenta el bienestar de los demás del grupo. En Romanos 13:1 y 1 Peter 2:13, a los creyentes se les instruye a hupotasso, o sea a comportarse como ciudadanos responsables.
  2. Hupotasso puede significar “ser llevado a una esfera de influencia”. Lucas escribe la historia de Jesús que a la edad de 12 años se quedo atrás en el templo en Jerusalén sin que sus padres supieran. Cuando ellos lo encontraron, el regreso con ellos a Nazaret y fue “sujeto a ellos” (hupotasso) nuevamente. Catherine Kroeger comenta: “Este, sugiero yo, no necesariamente implica obediencia, como otras historias de su relación con madre y hermanos indican.” Ella agrega que “Mas bien en vuelve a entrar en la esfera de sus padres, se identifica, se asocia y se reintegra con ellos y su mundo, su vida cotidiana en vez de con los estudiados doctores de Jerusalén”. (5)
  3. Hupotasso puede significar “agregar, unir una persona o objeto con otro”. Esto está más cerca de la definición de Bauer de “adjuntar” o “anexar”. La idea clave de este significado es la idea de unidad. En el “código de hogar” de el día que fue integrado a Efesios 5:22-33, una mujer casada debe de identificarse directamente con su esposo (verso 33) como los creyentes se identifican con Cristo, siendo miembros uno del otro. Esto no tiene nada que ver con la idea que se le impone tan am menudo en el pasaje basado en nuestra cultura y en la mala o confusa traducción al español de la palabra hupotasso.

 

Lo que realmente Pablo quiere decir en Efesios 5:18-33 es que el quiere que las mujeres casadas se identifiquen y se comprometan con sus esposo que con su familia de origen. Este es el significado de sujeto (hupotasso). Él le pide a los hijos e hijas y a los esclavos a obedecer (hupakouo). Él le pide a los esposos a amar (agapao) a sus esposas, una idea nueva para esa cultura. Y en virtud del contexto, el también le instruye a los esposos a estar sujetos (hupotasso) a su esposa (verso 21). El pide que tanto el esposo y la esposa estén comprometidos uno al otro solamente (verso 31) en una atmosfera de identificación y unidad mutua.

La doctrina de la cadena de mando, subyugación y obediencia unilateral de la esposa al esposo no es Bíblica. Por otro lado, la idea de identificación mutua y unidad ocurre en varios pasajes diferentes. Consideremos por ejemplo 1 Corintios 7:3-4; Gálatas 5:13, Filipenses 2:3, 1 Peter 3:7.  De verdad que la idea clave de las relaciones dentro del  Nuevo Testamento y del matrimonio Cristiano gira alrededor de la mutualidad y la interdependencia, no sobre “autoridad sobre” o “ser subordinada a “.

De nuevo, para poder comprender las palabras de Pablo en Efesios 5 acerca de hupotasso, es crítico recordar el estatus bajo de la mujer y la naturaleza disfuncional del matrimonio en el mundo Greco Romano. Estos son los temas que subyacen a las direcciones de Pablo. Él iba a ser que las mujeres no fueran rechazadas, usadas y abusadas, pero queridas y valoradas como iguales con los hombres.  Los temas principales aquí son la identidad y la unidad (esposo y esposa como una unidad cohesiva de conyugues en pie de igualdad), igualdad de substancia y valor, privilegio y responsabilidad, función y autoridad. Interpretado de la manera correcta y precisa, este pasaje no promueve la dominancia autoritativa masculina y la subyugación femenina.

La misma idea es expresada hacia el esposo cuando Pablo en Efesios 5:25 le dice a los esposo que amen a sus esposas como Cristo amo a la Iglesia y dio su vida por ella. El está haciendo un llamado a los esposos a prescindir de cualquier fragilidad o resistencia arraigada en su forma tradicional de matrimonio, y a entregarse por completo a sus esposas.

Así que el contexto histórico de Efesios 5:21-33 claramente indica quien Pablo no estaba tratando de establecer quién es el jefe en la relación matrimonial. El mas bien está llamando a las parejas Cristianas a botar las restricciones tradicionales de “matrimonio sin mano” y a estar unidos juntos en una relación de mutualidad e intimidad.

Mientras seguimos examinando mas evidencia, se volver cada vez más claro que este pasaje no tiene nada que ver con “¿Quien es el jefe?”.

 

Capitulo 1 Una Pregunta Inoportuna

Capitulo 1

Una Pregunta Inoportuna.

Quien es el jefe? Es probablemente la pregunta más frecuente entre las parejas evangélicas acerca de la relación matrimonial. Para proveer lo que se ha creído como la respuesta “Bíblica” se han escrito incontables artículos y libros mas numerosos seminarios sobre matrimonio han sido impartidos.

Un Pastor muy conocido que frecuentemente habla sobre el matrimonio, peor que no discute este tema especifica dice “Yo usualmente hablo en las iglesias sobre la vida familiar. Invariablemente al final alguien se levanta y dice `Usted no ha respondido a la pregunta verdadera. Quien se supone que es la cabeza del hogar!´” (Tony Campolo , “Poder vs Amor” New Day, Abril 1990)

Esta preocupación con el tema de “Quien es el jefe?” fue destacado recientemente cuando la denominación de Protestantes más grande de Estados Unidos publico un enunciado declarando su respuesta a esta pregunta . La denominación de los Bautistas del Sur (Southern Baptist denomination) declaro que la esposa debe de “graciosamente someterse a el liderazgo amoroso de su marido”. A pesar de estar llena de lindas palabras y modificaciones, como “graciososamente” y “amoroso”, este enunciado-como todo mundo sabe-fue publicado para acertar la creencia de que el hombre es el que tiene el mando.

De hecho muchos evangélicos, Cristianos creyentes de la Biblia  sostiene esta opinión, no sabiendo porque lo hacen, excepto que ha sido lo que se les ha enseñado. Probablemente ellos no usarían la palabra “jefe” porque suena incómodo. Sin embargo enseñan esta idea.

A pesar de la propagación de esta enseñanza-o podrá ser a causa de esta?-los matrimonios Cristianos evangélicos están en graves problemas.

Una encuesta reciente hecha por el encuestador Cristiano George Barna revela que hay más divorcios entre los cristianos evangélicos y creyentes de la Biblia que virtualmente en cualquier otro grupo en la sociedad de los Estados Unidos. De acuerdo con sus hallazgos, estos están más propensos a divorciarse que cristianos liberales, autodenominados ateístas y agnósticos. (www.barna.org)

El  informe de Barna provoco una lluvia de quejas departe de los Evangélicos, que el publico un boletín de noticias especial “para dejar que sus hermanos creyentes supieran que él seguía respaldando su estudio-no importa que desagradable este resultara.  (Periodico Dallas Morning News, 17 de Junio,2000: 1G)

El texto principal utilizado para enseñar que el esposo es la voz principal de autoridad en el hogar es la carta de Pablo a los Efesios 5:21-33. La retorcida interpretación de este pasaje viene de responder a una pregunta que Pablo no estaba buscando responder.

El Nuevo Testamento no es sobre “¿Quien es el Jefe?” en las relaciones humanas. Efesios 5:21-33 alineado con este hecho, no fue escrito para clarificar quien tiene la autoridad en el hogar.

Hay un entendimiento de este pasaje que si refleja de manera correcta el significado que Pablo pretendía. Esta perspectiva será presentada en este libro. La interpretación precisa y correcta debe de ser nuestra preocupación.

Pablo no está proponiendo ni afirmando la autoridad, el liderazgo o la preeminencia de uno de los miembros de una pareja sobre la otra. Toda la evidencia en este pasaje indica que el está llamando por mutuo compromiso y la intimidad en el matrimonio.

Esta evidencia se divide en 3 categorías:

  1. Evidencia Cultural: El tipo de matrimonio practicado por los Efesios, las personas a las cuales Pablo está escribiendo, indican que este pasaje no es sobre autoridad, si no que es sobre la igualdad o equidad y la identificación mutua de un hombre y una mujer dentro del matrimonio Cristiano.
  2. Evidencia de la Estructura del Texto: La estructura gramatical de este pasaje indica que Pablo esta hablando acerca de la relación matrimonial dentro del contexto de la sumisión mutua (“o sea identificarse con”, una característica que debe de caracterizar las relaciones Cristianas en general.
  3. Evidencia Lingüística: La elección de Pablo de la palabra Griega kefale, en vez de el uso de la palabra arcon, indica que el no esta hablando de soberanía  o de una supuesta autoridad del hombre sobre la mujer.

Ahora sí, examinemos esta evidencia de manea más profunda!

Prólogo

En años recientes un número de estudiosos Evangelios han desafiado las enseñanzas tradicionales sobre la mujer Cristiana. En vez de apoyar la idea de que el hombre debe de dominar y la mujer servir, ellos enseñan que la mujer (de acuerdo a una interpretación precisa y correcta de la Biblia), es igual al hombre en términos de substancia y valor, privilegio y responsabilidad, función y autoridad. Esto afecta todo sobre la condición de la mujer, incluyendo el matrimonio.

Estos hallazgos hechos por estudiosos están demoliendo los fundamentos de la Iglesia institucional y sus enseñanzas tradicionales sobre la mujer Cristiana. Estos fundamentos incluyen nociones de que las mujeres son malignas y sucias, y que ella es inferior y desigual con los hombres. Las razones detrás de estas creencias tan desafortunadas, han sido escritas por el sociólogo Alvin John Schmidt en su excelente libro Velada y Silenciada (Veiled and Silenced) publicada por Mercer University Press. Como Schimit y otros estudiosos saben, este tipo de creencias tienen origen en influencia pagana de las etapas de desarrollo de la teología Cristiana y no tiene ningún precedente en las enseñanzas del Génesis, Jesús ni Pablo, entendidos de la manera precisa y correcta.

Este tipo de pensamiento sincretista ha llevado a la subordinación, la opresión y la persecución de las mujeres en la Iglesia y la cultura Cristiana. Ha contaminado las enseñanzas de la Iglesia en el matrimonio y el hogar. Tales enseñanzas como “liderazgo masculino de autoridad” y “sumisión femenina” tienen sus raíces en estas enseñanzas mixtas.

Mientras estudiamos la historia de la Iglesia, con una especial atención y interés en la actividad del espíritu Santo durante los siglos, nos damos cuenta de cómo esta enseñanza negativa y tradicional se infiltró primero y como luego se apoderó de la Iglesia. Pero también vemos como durante tiempos de Revivamiento, la actividad del Espíritu Santo ha elevado a la mujer hacia la igualdad y  equidad con el hombre.

Además, en nuestros estudios de teología y Bíblicos hemos descubierto que la Biblia traducida de manera precisa , correcta y entendida de manera precisa, confirma la actividad del Espíritu Santo!

En efecto, la actividad del Espíritu Santo en la historia del Revivamienton y en la Biblia interpretada de manera precisa y correcta, enseña que tanto las mujeres y los hombres son  iguales en términos de substancia y valor, privilegio y responsabilidad, función y autoridad.

Ahora, donde sea que vayamos, estamos listos para proclamar esta verdad, asegurándonos siempre de que estén “calzados los pies con el apresto del evangelio de paz” (Efesios 6:15). El Evangelio de la Paz es la proclamación de que las paredes de separación y discriminación, de preconcepción y parcialidad se han caído. (Efesios 2:14).  Entendemos la poderosa verdad de que –hombres y mujeres, esposos y esposas-son uno en el Señor.

Nosotros entendemos que, en la comunidad de la Fe nosotros debemos de vivir, relacionarnos y pastorar no en base al género, pero en base a nuestros talentos y regalos dados por Dios y los regalos dados por El Espíritu Santo. Estos talentos  y regalos son los indicadores de la Voluntad y Elección de Dios. Son la base en la que quiere que nos relacionemos.

Mientras que Eddie atiende a cumplir con su mandato de proclamar el Evangelio de la Paz por medio de muchas oportunidades de enseñanza en público, la “voz” de Susan se “escucha” primero por sus publicaciones sobre la mujer. En estos, ella junta las mejores investigaciones que están disponibles y las junta con su estudio e investigación personal en la actividad del Espíritu Santo en la historia. Todo esto se encuentra en su libro IN THE SPIRIT WE´RE EQUAL (EN EL ESPÍRITU SOMOS IGUALES), EL ESPÍRITU, LA BIBLIA Y LA MUJER-UNA PERSPECTIVA DE REVIVAMIENTO (ISBN-188435-08-09) y su manual/guía d estudio titulado EL ESPÍRITU LA BIBLIA Y LAS MUJERES (ISBN 1-88435-11-9).y su discreción doctoral Una teología acerca de la Mujer para Creyentes orientados hacia el Espíritu. (D. Min, Regent Un, 2000)

Nos alegramos de que la promoción reciente sobre la verdad bíblica acerca de la mujer ha solicitado a muchas partes dentro del a Iglesia a facilitar los ministerios de las mujeres. En la mayoría de los casos esto todavía está limitado y controlado por los hombres. En otros casos refleja un poco más la verdad de la igualdad bíblica.

Pero hasta en esas partes de la Iglesia que facilitan a las mujeres en ministerios, parecen no muy dispuestos a reconocer la verdad Bíblica de la equidad de las mujeres, especialmente en el matrimonio. De hecho el hogar Cristiano se ha mantenido como la gran prisión de desigualdad y subordinación de las mujeres. Y el pasaje más usado para defender esta posición es Efesios 5:21-33.

Esperamos que esta investigación que hemos juntado en este pequeño libro pueda ayudar a promover el Evangelio de la Paz en el hogar. Se lo presentamos con la plegaria de que los matrimonios Cristianos sean sanados y fortalecidos.

Susan C. Hyatt

D. Min, M.A, MA. BCA

 

Eddie L. Hyatt

D. Min, DMin, MA.BCA

 

Dallas , Fot Worth, Texas

Enero 2002

Prólogo:

Portada Libro 10 Cosas que Jesus Enseñó Sobre las Mujeres

Portada Libro 10 Cosas que Jesus Enseñó Sobre las Mujeres(Inglés)

Sorprendido(a) por Jesús:

Este pequeño libro es un estudio Bíblico que explora lo que Jesús enseño acerca de las mujeres. Provee una visión que ayuda al entendimiento de lo que Jesús dijo y lo que no dijo,  lo que El hizo y no hizo en sus encuentros con mujeres. Mientras estas verdades se exponen, traen consigo nuevas esperanzas, nueva alegría de vivir por Jesús y confianza y seguridad en hacer su voluntad. Estos si es libertad! Jesús era el mejor amigo de las mujeres.

Como resultado de estas verdades, yo creo que la orden de María a los sirvientes de la boda en Cana: Haced todo lo que El os diga! (JN 2:5) será bienvenido con entusiasmo de parte nuestra: “Si Señor” Lo puedo hacer! Por tu Gracia, seré lo que tu quieras que sea y hare lo que tú quieras que haga!”.

El propósito de este libro no es responder a todas las preguntas de las mujeres tanto en la Biblia como en la Iglesia. En vez es el punto de comienzo-lo que Jesús enseño. El punto de comienzo es necesario si queremos tener un buen entendimiento de la voluntad de Dios para las mujeres.  Al empezar con Jesús esto nos dará una visión amplia de lo que toda la Biblia enseña realmente sobre las mujeres. Esto es muy importante cuando vamos a esas partes en la Biblia l las que se le han llamado “versículos difíciles”. Como Cristianos lo que creamos sobre las mujeres tiene que estar en línea con lo que Jesús enseño. ¡Y que así sea!

Desafortunadamente, las enseñanzas tradicionales Cristianas empiezan con la idea  de que la mujer es inferior, desigual, maligna y sucia, y este punto de comienzo retuerza el mensaje que enseño Jesús. Si usted quisiera mas evidencia de esto puede leer el increíble libro de John Alvin Schmidt Veiled and Silenced (Tapada y Silenciada). Un punto de comienzo negativo  ha traído consigo terribles distorsiones de las Escrituras que han resultado en el silenciamiento, subordinación, y sumisión de las mujeres, y también en violencia y abuso doméstico dentro de la Iglesia y dentro de los hogares Cristianos.

Jesús no enseño nada de estas cosas o ni siquiera las implico. Par El las mujeres no eran más inferiores ni menos iguales, malignas o sucias –si usted lo quiere pensar-¡que los hombres! ¡La verdad es que los hombres y las mujeres tienen igual necesidad de tener un Salvador! Pero el género no es un problema para esto.

Entonces, Jesús no trato a las mujeres como secundarias o subordinadas. Es bueno considerarlo de esta manera:

Jesús enseño que las mujeres son iguales que los hombres en términos de

SUBSTANCIA/IMAGEN (lo que constituye a la mujer en su creación)

VALOR (lo que valen las mujeres)

PRIVILEGIO (oportunidades y libertades para las mujeres)

RESPONSABILIDAD (de lo que son responsables las mujeres)

FUNCION (tareas y roles que las mujeres puedan realizar)

AUTORIDAD (derechos, poder e influencias para las mujeres)

Las cosas que Jesús no enseño sobre las mujeres destruye las enseñanzas tradicionales, removiendo toda excusa para mantener control y dominancia. El no enseño ni aludió a la idea de mando del hombre o liderazgo y sumisión femenina o subordinación. No hay indicación de que Jesús alguna vez promovió o sugirió una jerarquía dentro del hogar, la iglesia o la sociedad en general. El tuvo oportunidades de hacerlo en el trato personal que tuvo con mujeres solteras y casadas (ejemplos Lucas 8:1-3, Juan 4:4-42). En vez Jesús siempre estaba tratando de ayudar a las mujeres que tuvieran la imagen de Dios de sí misma-una imagen que es opuesta a la imagen que enseña las mujeres en roles femeninos dictados por la cultura religiosa. El siempre estaba haciendo acciones para desalojar la mentalidad  tan cómoda que tenían los hombres en su equipo, a veces sorprendiéndolos con sus acciones con las mujeres! Jesús era un Maestro que enseñaba el cambio, no un conformista que reinforzaba los errores a su alrededor. Porque El amaba a las personas, El tomo cada oportunidad para corregir las opiniones erróneas que las tenias cautivas.

Los Evangelios nos dicen que mujeres además de los 12 Discípulos, viajaban con Jesús en su “circulo interior”. El significado de esto lo tendemos a eludir por el énfasis que pone la Iglesia en que los hombres eran los dominantes en la vida de Jesús. Pero las mujeres eran una parte importante –hasta de igual valor como miembros del equipo a los ojos de Jesús. Esto se ha hecho muy claro por su elección de una mujer Discípulo-en vez de uno de los Doce –para ser la primera apóstol después de su resurrección, al punto en que El esta totalmente libre de las expectativas y restricciones de la cultura humana.

David Scholer, Un eminente erudito evangélico escribe,

Es importante enfatizar la inclusión de las mujeres en el grupo de los discípulos de Jesús, ya que los Doce a menudo han sido usados en la historia de la Iglesia para discutir que solo los hombres pueden tener autoridad y liderazgo en la Iglesia. Jesús indico claramente que el discipulado era una prioridad más importante que los roles de género. Tanto en Lucas 8:19-21 (Mark 3:31-35; Mateo 12:46-50) y 11:27-28 ponen la obediencia a la palabra de Dios por encima del rol de madre/maternidad. Así que por esto no es de sorprenderse que el grupo de discípulos de Jesús incluyera a mujeres (“Patrones de Autoridad en la Iglesia Primitiva”, 1993, pág. 47).

Algunos ejemplos de mujeres en los Evangelios nos recuerdan de las discípulas de Jesús. Lucas 8:1-3 nos dice que mujeres andaban con él y prestaban de sus ingresos para apoyarlo a Él. Al menos una de estas mujeres estaba casada: Joana , esposa de Chuza, mayordomo de Herod. La mayoría de los líderes de las iglesias de hoy probablemente insistirían que estas mujeres regresen a sus casas y cuiden de sus maridos. Pero Jesús no hizo eso! El hecho es que El permitió que las mujeres viajasen con él, esto es evidencia de que El no estaba promoviendo un rol tradicional para las mujeres que las confinaba al hogar. El honoraba su derecho de tomar decisiones que las llevaran fuera del hogar. Este ejemplo señala lo lejos que están las tradicionales enseñanzas para las mujeres del mensaje de Jesús.

Los escritores de los Evangelios nos dicen que Jesús tenía afinidad a un nivel personal con otras mujeres, como, la mujer que estaba al lado del pozo. (Juan 4:4-26), María y Marta (Lucas 10:38-42) , María Magdalena (Mt 27:55-56) y las muchas mujeres que siguieron a Jesús desde Galilea, ministrando a El (Mt 27:55). NUNCA vemos a Jesús diciéndole a estas mujeres que se sometan a los hombres. En vez, El aparentemente se identificaba con ellas del mismo modo que El se identificaba con los hombres. El permitió que las mujeres tomaran sus propias decisiones y pusieran sus propias prioridades.

El Espíritu Santo continúa enseñándonos las verdades que Jesús enseño, y El continua no enseñando lo que Jesús no enseño! Este es importante porque el Espíritu Santo es todo para nosotros que Jesús seria si El estuviera aquí en carne propia, así que el Espíritu Santo que ahora vive en nosotros, nos sigue enseñando lo que Jesús enseño y lo que no enseño.

Como la iglesia, o la mayoría, no ha seguido la enseñanza de Jesús en este tema, esto ha traído a menudo tensión dentro de las mujeres de Dios. La iglesia enseña una cosa; El Espíritu Santo otra. Este conflicto causa problemas emocionales como depresión, enojo, y frustración así como comportamientos como agresividad, pasividad, o manipulación en relaciones.

La buena noticia es que mientras vamos descubriendo la verdad de la Biblia, esta confirma lo que el Espíritu Santo nos ha estado diciendo en nuestros corazones durante todo este tiempo. Y no confirma lo que la iglesia nos ha estado enseñando! Esto es porque la Palabra de Dios y el Espíritu de Dios concuerdan! Y mientras entramos en la verdad, el conflicto dentro de nosotros disminuye. Una paz maravillosa llena todo nuestro ser! La verdad nos hace llenos! Nos libera!

Este trabajo de Jesús por medio del Espíritu Santo en nombre de las mujeres es evidente en el Nuevo Testamento, en la Iglesia Primitiva y en la historia de la iglesia. Es especialmente obvio en tiempos de reavivamiento-en que Dios invade y rompe la cultura humana y la tradición de la iglesia con Sus Caminos. En tales momentos, el Espíritu de Dios siempre eleva a las mujeres hacia la igualdad con los hombres a tal punto que la cultura ha sido cambiada por el renacer para acomodar los Caminos que siempre vienen de Dios.

Por nuestro propio bien como consagrados creyentes en el Señor Jesucristo, debemos dejar que el nos enseñe en esta área tan vital. Por el bien del evangelio y discipulado y por el bien de todas las personas heridas en todas partes, es importante que lo entendamos de la manera correcta-que enseñemos lo que Jesús enseño sobre las mujeres.

My oración para usted el lector es la oración de David en el Salmo 119:17-19

17 Favorece a tu siervo,
para que viva y guarde tu palabra.

18 Abre mis ojos, para que vea
las maravillas de tu ley.

19 Peregrino soy en la tierra,
no escondas de mí tus mandamientos.

Salmos 119:17-19 (La Biblia de las Américas)