Saltar al contenido

“Hombre”

Hombre: Hebreo: adán y del Griego antropos.

La historia de Génesis 1 y 2 concluye con el recuento de la creación de adán, la cual el Septuaginta traduce con la palabra griega antropos. Esto es significativo porque la palabra Hebrea para hombre como varón es ish y la palabra de varón en griego es andros. Las palabras utilizadas aquí (adán y antropos) son neutrales en lo que es género y literalmente significan “persona” o “humano”. Génesis 1 & 2 se refiere a la creación de la especie humana, no al hombre como varón.

La traducción de las palabras adán y antropos como hombre y las referencias hechas con el pronombre “el” “de él”, etc, hacen difícil para esta generación el entendimiento de que las Escrituras de la Biblia no le están hablando a los varones sino a todos los seres humanos.

 

Epilogo

Esta pregunta es parte del tema más grande acerca de la mujer Cristiana. Hay muchos buenos recursos ahora disponibles acerca de este tema.

Mucho del material de este libro está basado en material del libro de la Dra. Susan Hyatt IN THE SPIRIT WE´RE EQAUL (EN EL ESPIRITU SOMOS IGUALES), EL ESPIRITU, LA BIBLIA Y LA MUJER-UNA PERSPECTIVA DE REVIVAMIENTO (ISBN-188435-11-9) y su manual/guía d estudio titulado EL ESPIRITU LA BIBLIA Y LAS MUJERES (ISBN 1-88435-11-9). Este material también constituye parte del seminario de 10 horas LAS MUEJRES Y LA IGLESIA que los Hyatt enseñan. También parte del material de este libro se encuentras en el Capitulo 4 ,pp 125-144 de la disertación doctoral de la Dra. Susan Hyatt. (A.D 2000 Regent University School of Divinity).

Cada una de estas presentaciones esencialmente se refiere a a la pregunta: ¿Qué necesitan saber los Pentecostales/Carismáticos y otras personas de Revivamiento sobre la mujer cristiana y como esta teología puede impartirse para hacer una diferencia vital en la vida del pueblo de Dios? Esta pregunta surge en el contexto de Revivamiento Pentecostal/Carismático del siglo veinte donde se necesita teología Bíblica correcta, informada históricamente, sensitiva al Espíritu, sobre la teología de mujer cristiana para contrarrestar la teología tradicional de la iglesia sobre la mujer cristiana y sus híbridos. Mientras que la teología tradicional, que es un modelo jerárquico, tiene registro de estar oprimiendo a las mujeres, una teología Pentecostal/Carismática, siempre en sinfonía con sus raíces Bíblicas y espirituales, es un modelo igualitario (egalitarian en inglés) que establece que las mujeres tiene igualdad con los hombres. Esta igualdad debe de entenderse en términos de sustancia y valor, función y autoridad, privilegio y responsabilidad. Este punto de comienzo para tal teología es el mensaje de Jesús  como es revelado palabra por palabra y hechos en el registro del Evangelio. Esto va en armonía con la revelación de la voluntad de Dios en  la historia Bíblica, específicamente con las escrituras de Pablo y el recuento del Génesis, interpretado con presicion y de manera correcta en términos del autor y la intención del autor. Esta teología también va en armonía con la actividad del Espíritu Santo, específicamente en la historia del Revivamiento como es observado en movimientos como la Sociedad de Amigos (Friends, 1650-90), los primeros Metodistas (1739-60), y los movimientos de Revivamiento del siglo diecinueve en los Estados Unidos y el primer Revivamiento Pentecostal (1901-1907).

Enseñanzas de Jesús •4 Las mujeres son compañeras iguales en el matrimonio

Cuando la sociedad permite aun ser humano ser dueño de otro-definiera a otro ser humano como propiedad personal-¡algo esta terriblemente mal! Aun así las mujeres era-y a menudo, todavía son-consideradas la propiedad de los hombres. Quizás el lugar mas obvio para esta práctica era-y todavía es-el matrimonio y el hogar. Y Jesús trato con este asunto también.

Los judíos en el tiempo de Jesús vivían un doble estándar que podía resumirse por el hecho de que un esposo podía divorciarse de su esposa por cualquier razón, pero una esposa no podía divorciarse de su esposo por ninguna razón. Ella era de valor secundario-no mas que propiedad-así que, básicamente el podía usarla y prescindir de ella a su antojo.

Jesús rechazaba este doble estándar. El enseño que el matrimonio no era una relación diseñada para el beneficio del hombre. Esta debía de ser una relación de iguales en que tanto el hombre como la mujer tuviera igualdad de privilegios y derechos, igual responsabilidad y autoridad (Mk 10:2-12; Mt 19:3-9)

My esposo Eddie contribuyes con este comentario:

Mateo 19:3-9 cuenta la discusión entre Jesús y los Fariseos acerca del tema del divorcio, impulsado por la pregunta de los Fariseos “¿Es lícito a un hombre divorciarse de su mujer por cualquier motivo?” (La Biblia de las Américas (© 1997 Lockman). Esta pregunta está basada en Deuteronomio 24:1-4 que dice que si un hombre se sentía en descontento con su esposa porque él había encontrado alguna impuridad en ella, el podía escribirle un certificado de divorcio y enviarla lejos. Con varias interpretaciones personales posibles, los hombres Judíos del tiempo de Jesús se les conocía por divorciarse de sus esposas por asuntos insignificantes. Tal vez pro que Jesús estaba mostrando una apertura sin precedente hacia las mujeres, los Fariseos plantearon esta pregunta para desafiarlo. La Respuesta de Jesús nos revela un enfoque peculiar hacia la Interpretación bíblica que tiene ramificaciones para una teología de la mujer.

4 Y respondiendo El, dijo: ¿No habéis leído que aquel que los creó, desde el principio los hizo hombre y mujer,5 y añadió: “Por esta razón el hombre dejara a su Padre y a su Madre y se unirá a su mujer y los dos serán una sola carne?”

6 Por consiguiente, ya no son dos, sino una sola carne. Por tanto, lo que Dios ha unido, ningún hombre lo separe.  (La Biblia de las Américas (LBLA))

 

Los Fariseos citaron Deuteronomio 24:1-4 y desafiaronEntonces, ¿por qué mandó Moisés darle carta de divorcio y repudiarla?” A lo que Jesús respondió “Por la dureza de vuestro corazón, Moisés os permitió divorciaros de vuestras mujeres; pero no ha sido así DESDE EL PRINCIPIO.” Esta respuesta revela lo que EL consideraba como el modelo Divino para las relaciones entre hombre y mujer es  relato del Génesis de la Creación, no en pasajes más adelante donde vemos como se lidian con relaciones en un mundo caído. Moises dijo que permitió el divorcio por la dureza de vuestro corazón.

El punto que El quería hacer es que no nos debemos conformar por lo que Dios nos ha dejado hacer por la dureza y naturaleza pecadora de nuestros corazones. En vez debemos de buscar lo que quiere  Dios que sea mejor para las relaciones de hombre y mujer, que El dice que esta revelado en el relato de la Creación antes de que el pecado entrara al mundo. Nosotros debemos de ir de vuelta al lugar original donde había igualdad y mutualidad, con ningún indicio de que uno tenía prioridad, dominancia o autoridad sobre el otro.

Eddie también comparte la siguiente experiencia. El escribe que:

Mientras me encontraba conduciendo una mañana mientras iba  camino a una clase que yo estaba impartiendo, encendí la radio y comencé a escuchar a un pastor muy conocido que tenía una audiencia a nivel nacional y este dijo que estaría enseñando sobre el matrimonio Cristiano. Me quede asombrado por el pasaje Bíblico que escogió para su mensaje! Este era Génesis 3:16, y con todo, tu deseo será para tu marido, y él tendrá dominio sobre ti.”…No podía creer lo que estaba escuchando y exclame en alto,

“No! No, este no es un pasaje sobre el matrimonio Cristiano! Esta es la maldición que entró en el mundo por causa del pecado!”

Y en efecto, estas palabras de Dios a la mujer no son una prescripción de lo que debería ser, pero una descripción de lo que va a ocurrir por culpa del pecado. Esta es la primera vez que en las Escrituras que vemos algún tipo de jerarquía en el matrimonio y en la familia y es obviamente el resultado del pecado y la Caída del Edén. Este pasaje jamás debería ser usado para enseñanzas en el matrimonio Cristiano. Debemos de seguir las enseñanzas de Jesús e ir atrás al principio-antes de la Caída del Edén- para encontrar el modelo del matrimonio Cristiano. (Para un estudio exhaustivo de Génesis 3:16, ver paginas 237-243 del libro En el Espíritu somos Iguales, (In the Spirit We`re Equal ))

149144_380282368729465_252209821_nEstoy muy agradecida de los puntos de vista que Dios le ha dado a Eddie! I quisiera preguntar “Que modelo sigue la Iglesia?” Dios quiere que las personas hagamos lo que es correcto, y Jesús expreso esto en declaraciones como, Por eso, todo cuanto queráis que os hagan los hombres, así también haced vosotros con ellos, porque esta es la ley y los profetas. (Mateo 7:12 La Biblia de las Américas (© 1997 Lockman))

Enseñanzas de Jesús •3 Las Mujeres son más Importantes que la Religión

Portada Libro 10 Cosas que Jesus Enseñó Sobre las Mujeres

Portada Libro 10 Cosas que Jesus Enseñó Sobre las Mujeres(Inglés)

Ahora con el conocimiento de las actitudes prevalentes sobre las mujeres que se pueden ver en los Evangelios podemos estar más cerca de la verdad en pasajes como Mateo 9:20-22. Este pasaje cuanta la historia de Jesús sanado a una mujer que tenía una enfermedad de sangrado. Por su condición a ella se le consideraba sucia. Se pueden imaginar la terrible sensación de desesperanza, de rechazo y la alienación que ella había estado sintiendo? Enferma. Débil. Deprimida. Inútil. Desesperanzada. Rechazada.

Pero aun así la determinación de esta mujer de ir contra la multitud y tocar a Jesús personalmente dice mucho sobre la creencia de ella de que El era diferente a los líderes religiosos-que El realmente le importa ELLA! Su coraje nos da la sensación de que ella creía que El la aceptaba y que El podía sanarla. El puede y satisfacera la necesidad que ELLA tenía.

Tanta expectativa no podía haber salido de la nada! Ella se había dado cuenta de Jesús, probablemente por medio de otros, y tal vez por haberlo visto en ocasiones anteriores a Él con sus propios ojos. Ella vio un amor que desvanecía cualquier tipo de rechazo. Ella sintió una fe que acabo con el miedo que la había esclavizado. El fuego de la esperanza ardió toda la desesperanza y desesperación. Ella había conocido a Jesús y El había cambiado todo!

Es importante reconocer que esta historia no solo trata de alguien que Jesús sano; es de Jesús sanando a una mujer. Esta historia es también sobre las circunstancias en las que El la sano. Es sobre la confrontación de Jesús con los líderes religiosos, y como él los ofendió quebrantando sus leyes sagradas-para ayudar a una mujer! En medio de todo esto, El enseño que una mujer es más valuable que todas las reglas sagradas y los rituales religiosos.

Más allá de esto sin embargo, podemos aprender lo que Jesús no hizo cuando El sano a esta mujer “sucia”. El no intento diagnosticar la causa de su hemorragia. El no le dijo a ella que estaba enferma a causa de algún pecado personal que hubiera cometido. El no conecto la causa de su enfermedad a problemas de autoridad, diciéndole que se sometiera a su esposo o a un líder religioso. De hecho Jesús no investigo la causa de la enfermedad! El solo la sano! Y Él lo hizo con la misma compasión y simplicidad con la que El había sanado a hombres en ocasiones anteriores, tales como el ciego Bartimeo

Nosotros aprendemos mucho sobre la actitud de Jesús por medio de un par de hechos que El hizo que eran inaceptables en esta situación.

  • Por haber hablado con      esta mujer en público, Jesús se arriesgó a ser rechazado o peor, porque su      gesto era socialmente inaceptable.
  • Por haber permitido      que esta mujer “sucia” lo tocara , Jesús estaba permitiendo algo que lo      haría ritualmente no limpio, de acuerdo con (Levítico 15:19,25-27)

Jesús no sano a esta mujer basado en reglas  religiosos o para beneficio personal. Él lo hizo por ELLA. El hizo caso omiso de leyes y opiniones para ayudarla a ELLA. AL  hacer esto, El demostró los valores de Dios y sus prioridades-y El nos mostro que en el Corazón de Dios, una mujer es más importante que la religión.

Que tanto actuamos como Jesús lo hizo?

Capitulo 5 Así que “¿Quién es el jefe?”

La traducción tradicional del pasaje de Efesios 5:21-33, que pone a Pablo como estableciendo a el hombre como figura de autoridad en el hogar ha causado daños incalculables.

Este modelo reprime los regalos, y habilidades de las mujeres diciéndoles que ella siempre deben de tener un rol subordinado.  También pone presión impía en los hombrees, exigiéndoles que ellos funcionen en áreas en las cuales Dios tal vez no les dio talento o no los llamo a realizar.  ¿Cuántos matrimonios Cristianos han terminado en el divorcio porque el esposo y la esposa no podían hacer funcionar ese supuesto modelo “Bíblico” del matrimonio?”

Los estudios muestran que este modelo ha contribuido a un extenso problema de abuso domestico en la Iglesia. (Ver el libro de Catherine Clark Kroeger y James R. Beck; Mujeres, Abuso y la Biblia (Grand Rapids: Baker, 1996)). Muchos hombres asumen que ellos tienen el derecho como la “cabeza” del hogar a dirigir su hogar como un general digería a su ejército o como un jefe dirigiría a su corporación. A las mujeres casadas las han llevado a creer que el esposo debe de hacer la decisión final y de ser a la larga responsable pro ella y por los hijos. Y por supuesto a ellos se les enseña que el debe de hacer esto de manera benevolente, casi como una figura de “salvador”. ¡Que carga tan impía y tremenda esto ha sido para algunos hombres! Y como son liberados, regocijándose en la verdad, cuando saben que ellos son en verdad herederos junto con sus esposas. Que suspiro de alivio se puede escuchar cuando se dan cuenta de que el que es afectado más por una decisión es el que debería de hacer la decisión.

Los consejeros Cristianos reportaban que los perpetradores de violencia domestica que se declaran como Cristianos, a veces defienden sus acciones citando pasajes como Efesios 5:22. (Ver el libro de Carolyn Holderread Heggen “Religious Beliefs and Abuse (Creencias religiosas y el abuso), libro Women, Abuse and the Bible, Grand Rapids: Baker,1996, pág. 15-27 (La mujer, el abuso, y la Biblia). Ver también el libro de Catherine Kroeger y James R. Beck, Healing in the Hurting, Grand Rapids: Baker, 1998). Ver también el libro de Catherine Clark Kroeger y James R. Beck Women, Abuse and the Bible, Grand Rapids: Baker,1996). La culpa es puesta en la esposa por reusarse a someterse de acuerdo a la supuesta admonición Bíblica.

Este modelo en el cual “¿Quién es el jefe?” o quien manda aquí no es el problema, libra a ambos conyugues para funcionar de acuerdo a sus talentos y regalos dados por Dios, sus fortalezas y habilidades. Dependiendo de la actividad o la responsabilidad, uno o el otro puede tomar el liderazgo de acuerdo a sus habilidades y las circunstancias presentes. Hay un respeto mutuo que hace que las esposas y los esposos difieran el uno al otro en amor. Hay un sentido de responsabilidad mutua por mantener la relación. En otras palabras, este es un modelo que se aleja de los roles determinados pro el género en el matrimonio hacia funciones guiadas pro el Espíritu. ¡Qué alivio!

Pero algunos se preguntaran: ¿Pero qué pasa si una pareja no puede ponerse de acuerdo en algún problema? ¿Quién  tiene el derecho de hacer la decisión final en esta situación?” Berkeley y Alvera Mickelsen responden a esta pregunta diciendo:

Personalmente no sabemos. Nosotros solamente hemos estado casados por 31 años y no hemos llegado a ese punto todavía. Claro frecuentemente tenemos nuestros desacuerdos- a veces serios. Pero cada uno de nosotros sabe que debemos de estar anuentes a considerar lo que el otro cree que es correcto, y luego de rodillas podemos buscar a Dios y ver qué es lo que El quiere que hagamos. Y eso es, por supuesto lo único que cuenta. Cristo debe de ser la cabeza de toda familia Cristiana.

¡Por supuesto hay hombres que tienen un sentido de identidad con su “rol” social de líder y señor soberano del hogar! Cuando son confrontados con la Verdad, pelean por retener su poder, prestigio y privilegio.

Y muchas mujeres, teniendo su sentido de identidad y seguridad en que alguien se encargue de ellas y cumpliendo con un rol secundario y sirviente, también van en contra de la Verdad Bíblica. Para renovar sus mentes en lo que Pablo realmente dijo, requiere de un sentido de madurez y responsabilidad. Los saca de sus zonas de seguridad y confort.

Pero el Cristianismo es sobre responsabilidad, no privilegio. Y como cristianos y cristianas estamos en un proceso continuo de crecimiento (cambio) y el cambio siempre nos saca fuera de nuestras zonas de confort. Como cristianos tenemos que representar la Verdad, no la tradición. Nuestros estilos de vida deben de reflejar el corazón de Dios, no los rasgos de la cultura caída.

Hace años había una placa que podía verse a menudo en los hogares cristianos en los Estados Unidos que leía “Jesucristo es la Cabeza de este Hogar”. “Cabeza” en este caso era usada en el sentido figurado de líder. Y esto sí es correcto, porque al final Jesucristo debe de ser el líder de cada matrimonio y hogar. Como dos compañeros en matrimonio mueren a deseos personales y se entregan por completo a Jesucristo, El ha prometido hacerlos uno solo. El potencial de tal unión es insondable. Pero tal unión nunca puede ocurre cuando hay una preocupación con “¿Quién es el jefe?”.

Así que, ¿Quién es el jefe? Para un verdadero matrimonio exitoso solo puede haber Uno-Nuestro Señor Jesucristo.

Capitulo 4 Cabeza

 

Nota de la traductora:

Antes de continuar con el siguiente capítulo quiero hacer una nota para que los hablantes del español puedan entender un concepto en ingles que erróneamente es utilizado por la religión Cristiana; el término “Headship”. Esta palabra tiene connotaciones tales como, estar a cargo de, en cabeza, jefatura de la familia, jefatura del hogar, jefatura, mando, cabeza de, sistema de cabeza, etc.). Este término se forma por la palabra “head” mas la interjección “ship” que crea un término como “jefatura” este se vincula erróneamente con el uso de la palabra “cabeza” (head en ingles) que sale en varios versos escritos por Pablo. Este término ha venido a convertirse en un estereotipo asociado con el esposo u hombre, que es erróneo, ya que este término “headship” ni siquiera aparece en la Biblia, aparentemente esta es lo que se llama una palabra compuesta, utilizada en el idioma inglés. En este capítulo la Dr. Susan Hyatt investiga el significado y uso verdadero de la palabra “cabeza”.

 

La escogencia de Pablo de utilizar la palabra Griega kefale (traducida como “cabeza”) indican que el no está hablando de autoridad.

La palabra traducida “cabeza” en Efesios 5 es la palabra Griega kefale que tiene el significado de “origen”, “fuente de” o “comienzo”. Claramente el significado de este pasaje ha sido distorsionado por asumir que kefale tiene el significado de “mando” o “jefe” en la misma manera que la palabra en Ingles “head” o la palabra en español “cabeza” puede tener este significado. Toda la evidencia señala el hecho de que asumir esto está mal.

La mente occidental moderna, postmoderna tiende a perder el impacto de kefale como “origen”. De hecho, cuando se les confronta con este significado, la tendencia es decir que como el hombre es la “fuente” o “el origen” de la mujer, entonces el hombre debe de ser superior, dejando a la mujer como inferior. Estas no son las implicaciones de kefale como “origen”.

Pablo estaba diciendo que el hombre es el kefale de la mujer. En decir que el hombre es “el origen” o “la fuente de” donde vino la mujer, el estaba sorprendiendo a la mentalidad Griega, retándolos a aceptar un cambio mayor de paradigma. El estaba diciendo que, como el hombre es “fuente de” la mujer, ella está hecha de la misma sustancia que el. ¡Qué revolucionario en una cultura que creía que la mujer estaba hecha de una sustancia inferior entre hombre y animal!

Como discutimos en el capitulo anterior, esto justificaba la homosexualidad, un estilo de vida muy preferido por los Griegos. Este cambio de paradigma le quitaba mérito a la idea de que la mujer era inferior en términos de sustancia, por lao tanto “emparejaba” la situación para la mujer en la situación matrimonial.

Pablo socava esta idea pagana de la sexualidad humana por medio de su referencia a el hombre como el kefale de la mujer, y él hace un llamado a los esposos a amar a sus esposas como a su propio cuerpo (verso 28). Ella no es una criatura inferior que se origina de alguna fuente inferior.  Ella es carne de su propia carne y huesos de sus propios huesos. (Génesis 2:23)- una compañera idónea y equitativa / igual. Ella está hecha de la misma “sustancia” de lo que él está hecho.

El hecho de que las instrucciones de Pablo no tenían nada que ver con una persona-en este caso el hombre- teniendo autoridad o liderazgo de otro-en este caso la mujer- se hace claro cuando entendemos el significado de la elección de palabras de Pablo. En pocas palabras, Pablo escogió kefale, una palabra vacía de cualquier idea de soberanía o autoridad. Si él hubiese querido implicar algún tipo de autoridad, el habría utilizado la palabra Griega arcon. Esto se ve confirmado por varios estudiosos y eruditos de la Biblia.

Por ejemplo, uno de los mas completos léxicos Griegos es el escrito por Liddell , Scott, Jones y McKenzie. Este está basado en la exanimación de miles de escritos Griegos desde el 1000. AC hasta alrededor de 600 D.C. Aunque lista varios significados para kefale, es interesante notar que no lista significados tales como “autoridad sobre”, “gobernante”, “jefe” o algún otro término similar, como su definición. Aparentemente estos expertos del léxico Griego no consideraban que kefale tuviese connotaciones de autoridad, soberanía o dominio.

Esta verdad acerca de kefale fue demostrada por Berkeley y Alvera Mickelsen cuando ellos compararon como los traductores del Septuaginta (la versión Griega del Antiguo Testamento) habían traducido la palabra Hebrea de cabeza (ro´sh) tanto literalmente como en sentido figurado. El Septuaginta es la traducción Griega de el Antiguo Testamento Hebreo, producida por 70 estudiosos en Alejandría, Egipto alrededor de 250 A.C.

Los Mickelsens descubrieron que cuando la palabra ro´sh se refería a la cabeza física literal los traductores escribieron kefale. Cuando ro´sh era utilizado figurativamente para significar “origen “ “fuente” o “comienzo” (como la “cabeza” o “comienzo” de un rio) , los traductores de nuevo utilizaron la palabra kefale. Sin embargo cuando ro´sh era utilizado figuradamente para significar “soberano” o “líder” (como por ejemplo en la cabeza de una tribu de Judah), los traductores no utilizaron kefale. En tales casos, ellos escogieron otras palabras, generalmente arcon que significa “jefe” o “soberano”. Esto claramente demuestra que para estos 70 estudiosos Judíos, la palabra Griega kefale no tenia connotaciones de “jefe” o “soberano” o “líder” o “autoridad sobre”. Ya que Pablo utiliza la palabra kefale en este pasaje, el punto que quiere hacer obviamente no es un esfuerzo por responder a la pregunta “¿Quien es el jefe?”.

Este estudio prominente hecho por los Mickelsens ha hecho que ciertos individuos comprometidos con “el dominio masculino” traten de encontrar fallas en su investigación. Uno de los mejores intentos fue publicado en un artículo escrito por Wayne Grudem llamado “Kefale significa “fuente de” o “autoridad sobre” en la Literatura Griega? Un estudio de 2,336 ejemplos”. A pesar de sus esfuerzos por aparecer una persona con buenos estudios en el tema y objetivo, este ha encontrado mucho escepticismo en la comunidad académica. Por ejemplo Gordon D. Fee, Profesor del Nuevo Testamento en la Universidad Regent Collegue en Vancouver, British Columbia en Canadá opina que el articulo es “es bastante engañoso, tanto en su presentación como en sus conclusiones” (Fee, The Firts Epistle to the Corinthians, 502). El profesor David Scholer, profesor del Nuevo Testamento en la sociedad Teológica de Fuller o Centro de Estudios Avanzados de Teología, también rechaza el argumento parcial de Grudem y opina que la información que está disponible ahora acerca de la palabra kefale “apoya un nuevo entendimiento en Cristo por el cual los hombres y las mujeres son visto es una relación mutualmente de apoyo y sumisión.” (David Scholer “El debate Evangélico de la “Jefatura Bíblica”, libro  Mujeres, Abuso y la Biblia, (Grand Rapids: Baker 1996),44).

Debemso de concluir que si el propósito de Pablo en este pasaje fuese en responder la prgeunta “Quien es el jefe?” el fácilmente hubiese escogido una palabra tal como arcon para aclarar su intención. Su escogencia de la palabra kefale, claramente indica que esta no era la razón por la cual escribió el pasaje.

La palabra kefale es usada frecuentemente para Cristo y su relación con la Iglesia (Efesios 1:23, Col. 1:18) pero nunca para referirse a su soberanía o autoridad. El erudito del Nuevo Testamento de gran estima F.F Bruce, dice que cuando a Cristo se le refiere como el kefale (cabeza) de la Iglesia, sugiere:

Que la unión vital entre Cristo y su Iglesia comparten una vida en común, que es su propia resurrección comunicada hacia su pueblo. (F. F. Bruce La Epístola a los Colosenses, a Filemón, y a los Efesios, Grand Rapids: Eerdmans, 1984, pág. 275).

Esto claramente proviene de Colosenses 2:19 donde Cristo es presentado como el kefale (cabeza): 19 pero no asiéndose a la Cabeza, de la cual todo el cuerpo, nutrido y unido por las coyunturas y ligamentos, crece con un crecimiento que es de Dios.(Biblia de las Américas)

Si! Cristo es Señor y Soberano de SU iglesia, pero cuando Pablo utiliza kefale, ese claramente no es el punto. Kefale habla de Cristo entregándose completamente por y para Su Iglesia. Habla de Él compartiendo Su vida con la Iglesia. Nos habla de esa “unión mística” de los creyentes que son “en El” y El “en nosotros”. Es sobre esa identificación mutua unos con nosotros. El modelo que Pablo presenta en Efesios 5:21-33 no es a Cristo como Señor o Soberano de la iglesia, pero a Cristo como el kefale de la Iglesia. Su punto es por lo tanto, sobre compromiso e intimidad en la relación matrimonial. No es sobre “¿Quién es el jefe?”. Imponer ese significado es perder el significado que Pablo pretendía y una mala interpretación de lo que Pablo dijo.

Nosotros debemos de “dividir e interpretar concretamente la Palabra de la Verdad.”

Capitulo 3 Sumisión Mutua

Pablo empieza su pasaje con un llamado a la sumisión mutua, o estar sujetos unos a otros, oponiéndose a la posibilidad de sumisión unilateral de la mujer hacia el hombre.

En el capitulo anterior, mostrarnos que el significado de la palabra hupotasso, la palabra Griega traducida al inglés como submit (someterse, sumisión) y al español como ser sujeto o estar sujeto, no tiene nada que ver con la subyugación o la subordinación a una autoridad en este pasaje. Más bien tiene el significado de “ajuntarse” o de “identificarse con”.   Y es la instrucción de Pablo que las parejas Cristianas en Efesios estén unidas en vez de estar cada quien con su familia de origen, y que se identifiquen el uno con el otro formando así una nueva unidad social.

El hecho de que la palabra “sujeto” en este pasaje no tiene nada que ver con la subordinación hacia una autoridad lo podemos clarificar con el hecho de que Pablo empieza su discusión en el verso 21 con un llamado a la sumisión mutua o estar sujetos unos con los otros en ambos conyugues. Este pasaje lee Estén sujetos los unos a los otros, por reverencia a Cristo.

En el verso 22, la mayoría de las traducciones de las Biblias en inglés o español  tiene a Pablo diceindo, Las esposas deben estar sujetas a sus esposos como al Señor (Biblia Dios Habla Hoy). Sin embargo en este verso, la palabra traducida como “sujetas” no se encuentra en el texto en Griego. De hecho no hay verbo en el verso 22. El pasaje lee literalmente, esposas a sus esposos.

La manera en la que Pablo construyó este pasaje provee una clave muy importante en el mensaje que él quería transmitir. El verbo principal relacionado con el verso 22 es encontrado en el verso 21. Esencialmente esto significa que lo “sujetas” que deben de estar las esposas en verso 22 es la expresión de estar sujetos que, los esposos, esposas y todos los creyentes deben de enseñarse los unos a los otros.

La construcción gramatical utilizada por Pablo claramente indica que el no está construyendo un modelo de jerarquía (o cadena de mando) que  exigiría obediencia unilateral (o sea solo de parte de) la esposa a el esposo. El mas bien esta pidiéndole a los Cristianos a “unirse unos con los otros” y a “identificarse los unos con los otros”.

Las ramificaciones de esta identificación de unos con los otros son increíbles. Por ejemplo, cuando entendemos las implicaciones de nuestra “unión con” o “identificación con” Jesucristo, y su personal “unión con” e “identificación con” nosotros, empezamos a tener una mejor idea de lo que realmente significa estar crucificado con Cristo, estar en El y que El este en nosotros. Las cartas de Pablo dan esta idea de la “realidad de la Nueva Creación!”. Tenemos una idea más clara de la verdadera unidad que da el Espíritu (Efesios 4:3) en oposición a la pseudo-unidad impuesta regularmente por Cristianos, que en el fondo tiene buenas intenciones. Tenemos una idea más clara de la mutualidad posible en un verdadero matrimonio Bíblico y Cristiano.

En los Salmos, la palabra Hebrea, Selah, significa “detenerse y pensar sobre esto”. Ciertamente, el significado previsto de hupotasso, con sus increíbles implicaciones requiere un momento de selah.

En tales momentos de reflexión, el Espíritu Santo nos impartirá un  paradigma completamente nuevo para las relaciones humanas. Este paradigma es más enriquecedor que el paradigma superficial que exige “obediencia” en un modelo de cadena de mando. Esta expone la superficialidad de la “ley” que requiere obediencia solamente departe de la esposa hacia el esposo. Esta expone a la luz el desagradable y no lleno del Espíritu, sistema patriarcal (soberanía masculina autoritativa), tan cuidadosamente tapada por terminología religiosa, no solo en la religión Cristiana sino también en las mayores religiones del mundo! Y también trae consigo un emocionante y nuevos sentimiento de privilegio personal y responsabilidad en la comunidad, de autodeterminación y compromiso mutuo con la comunidad. Este modelo respeta la completidad, la sensación de estar completo como persona, impartida a cada mujer creyente en Cristo, mientras le facilita un sentido de pertenencia dentro de la comunidad con la cual Jesús se identifica.

De verdad, hay mucho mas para este paradigma Bíblico presentado por Pablo!. Perder esto en el pasaje es perder un aspecto vial de un estilo de vida verdaderamente Cristiano. Perder esto a favor de “mujer obedece a tu esposo” es prostituir el verdadero significado de el matrimonio Cristiano.

En la narrativa de Génesis, Dios les dio a “ellos” (hombre y mujer) domino sobre Su creación. (Génesis 1:28). En ninguna parte encontramos una indicación de que El le dio dominio o autoridad al hombre sobre la mujer. Solo por consecuencia del pecado y la caída del Edén Dios le advirtió a Adán y Eva que ella experimentaría gran infortunio cada vez que ella se “voltease” (Palabra Hebrea teshuqa) de Su creador hacia su esposo. (Génesis 3:15). Su advertencia descriptivamente es esta: Cada vez que ella se voltee de (teshuqa) Dios hacia el hombre, ella entonces estaría estableciendo una relación jerárquica (o en este caso patriarcal) , trayéndose a si misma bajo la dominancia del hombre y ser dominada por él. Dios advierte que las consecuencias de esta escogencia traerían angustia indescriptible.

Es muy extraño como las reglas religiosas son tan fácilmente aceptadas por la mente no renovada, a pesar de la injusticia y el sufrimiento que precipitan. Parecen proveer para mentes caídas un sentido falso de seguridad! Pero una mente renovada es una mente que ha sido iluminada por la Mente de Cristo, y por la Palabra de Dios, iluminada gracias al Espíritu Santo. ¿Cuántos Cristianos sinceros de corazón están viviendo por las reglas religiosas y los razonamientos de la mente no renovada, especialmente cuando se trata del matrimonio?

¡Hay tantas razones por las cuales hay que entenderlo bien!.

Estudiosos eruditos Bíblicos tales como Alvera y el difunto Berkeley Mickelsen notan las implicaciones de la construcción gramatical de Pablo en el pasaje de Efesios 5. Ellos señalan que por ejemplo. La palabra  “submit” en ingles, en este pasaje no puede significar “obedecer” porque es imposible que los Cristianos tengan que obedecerse unos a los otros.

Los Mickelsen razonando sobre el significado inherente de la construcción de Pablo escriben que:

De que maneras los Cristianos deben de estar sujetos el uno al otro? Seguramente este implica respeto, dar de sí mismos, escuchar las opiniones de otros, no insistir en que se haga la voluntad de ellos, aprender uno del otro, y motivándose unos a los otros. Que hermosa manera de ver un matrimonio.

El modelo de identificación mutua y unión de los unos a los otros encaja con las otras enseñanzas de Pablo acerca del matrimonio. Este pasaje no tan conocido que es 1 Corintios 7, es en realidad la enseñanza más extensa acerca del matrimonio. En este pasaje, el habla acerca de las relaciones sexuales entre el esposo y esposa, la responsabilidad de mantener el matrimonio en medio de la dificultad y la influencia del esposo y esposa en los hijos. El se refiere a los esposos y a las esposas por separado, y en cada instancia el da exactamente la misma responsabilidad y “autoridad” a cada uno. Hay perfecta mutualidad a lo largo de todo el pasaje. A ninguno se le da autoridad sobre el otro. De hecho Pablo alterna entre el hombre y la mujer 12 veces diferentes en este pasaje y, como opina Gordon D. Fee “En cada caso hay completa mutualidad entre ambos sexos”.

¿Por qué no hemos oído de enseñanzas en el matrimonio de 1 Corintios 7?

Selah.

En Efesios 5:25, Pablo les dice a los esposos que amen (de la palabra Griega ágape) a sus esposas de la misma manera en que Cristo amo a la iglesia y dio su vida por ella. Agape se le ha llamado “el tipo de amor de Dios”.  Es la palabra que siempre se utiliza para hablar sobre el Amor de Dios por la humanidad y por Jesucristo. También es el tipo de amor que Jesús dijo que debía de caracterizar y ser la marca distintiva de aquellos que serian sus Discípulos. (Juan 13:34-35). Este es el tipo de amor que haría el mayor sacrificio por el otro. Este es el tipo de amor que ha demostrado Jesucristo en la cruz donde el Dio la vida por nosotros. Este es el tipo de amor que Pablo le hace el llamado a los esposos, que lo demuestren hacia sus esposas.  Esta es la naturaleza de la identificación con y la unión de (hupotasso) el verso 21 como debe de expresarse por el esposo hacia la esposa. Los Micklesens dicen:

El concepto de sacrificio abnegado para que el conyugue pueda alcanzar su máximo potencial ha sido el rol que la sociedad tradicionalmente le ha dado a la esposa. Aquí Pablo se lo da al esposo. Por supuesto que entregarse de manera sacrificante por el otro es una excelente ejemplo de lo sujeto o la sumisión que las esposas y los esposos deben de tener el uno hacia el otro.

Esta idea era totalmente contraria a la mentalidad Efesia. La cultura no requería ni esperaba que los esposos amasen a  sus esposas. Después de todo, ellos creían que las mujeres estaban hechas de una sustancia diferente a aquella de la que estaban hechos los hombres. Los griegos creían que los dioses crearon a la mujer como un tipo de castigo para el hombre y que ella era inferior al hombre tanto en su substancia como su intelecto.

Seminodes sobre las mujeres escribió “Algunas mujeres vienen de las cerdas, algunas de la perra, otras de yeguas de paso alto y otras de las inestables olas del mar”. (Seminodes On Women, pág. 83-93, citado por Kroeger, 278.)

Esta depreciación de la mujer coincidió con la exaltación de la hombría y promovía, entre otros males la homosexualidad. Plato por ejemplo sostenía que,

La verdadera y noble alma era masculina y que esta buscaría a otra masculina como objeto de su amor. Espiritas menores pueden estar contentos en otorgar su cariño dentro de la corte de una mujer.  (Plato Symposium, 180,192, citado por Kroger,278).

Evidencia adicional para esta visón baja de la mujer sobresale en el debate conducido un poco mas tarde de el Nuevo testamento. En él, el juez decide estar a favor del homosexualismo por la alegada inferioridad moral de la mujer. Este anuncio.

Entonces que la obligación de contraer nupcias sea universal, pero que sea el amor de los muchachos reservado solo para los sabios, porque la verdadera virtud florece menos entre las mujeres.  (Lucian, Erotes,51, citado por Kroeger,278.)

Cuando Pablo escribió Efesios 5, llamando a los esposos a amar a sus esposas, el estaba comunicándose con personas inculturada con este tipo de creencias de que las mujeres eran inferiores, desiguales y malignas. Si nosotros no comprendemos esto, entonces no podemos apreciar el hecho de que una de las cosas que Pablo estaba haciendo en llamando a los esposos a amar a sus esposas en este pasaje era la afirmación del matrimonio heterosexual. Por medio de la declaración de que el hombre es el kefale (origen de) la mujer-no arcon (soberano o autoridad)-Pablo estaba denunciando la  noción pagana presente de que la mujer era de una sustancia inferior a la del hombre, y el estaba proclamando que ella era de hecho, carne de su propia carne, y huesos de sus propios huesos. La mujer era en verdad una compañera idónea para el hombre. Pablo entonces confirma esta igualdad y luego habla de una mutualidad entre el hombre y la mujer cuando el continua:

11 Sin embargo, en la vida cristiana, ni el hombre existe sin la mujer, ni la mujer sin el hombre. 12 Pues aunque es verdad que la mujer fue formada del hombre, también es cierto que el hombre nace de la mujer; y todo tiene su origen en Dios. (1 Corintios 11:11-12, Biblia Dios Habla Hoy).

Es a personas de mentalidad Greco Romana a la cual Pablo le escribe Efesios 5, instruyéndoles a los nuevos creyentes en la diferente y drástica naturaleza del matrimonio Cristiano. Por lo tanto el escribe. 31 «Por eso, el hombre dejará a su padre y a su madre para unirse a su esposa, y los dos serán como una sola persona.» 32

Este pasaje tiene que ver con la intención de Dios de intimidad y unión entre el esposo Cristiano y la esposa Cristiana, una intimidad basada en la equidad y en la identificación del uno con el otro. Nunca fue la intención de enseñar o promover la soberanía masculina y la subordinación femenina. Tal enseñanza es, de hecho, un abuso de las Escrituras.

Luego sigue que Pablo compara la relación matrimonial con nuestra relación con Cristo, esto tiene la intención de mostrar, no su soberanía, pero la santidad del matrimonio Cristiano. La idea de la Soberanía de Cristo no es inherente en el contexto de este pasaje, y la interpretación buena de la Biblia no impone un significado no presente en el texto.

Así que no solo el significado de hupotasso excluye cualquier interpretación de jerarquía de este pasaje, sino que también la construcción de este pasaje en si mismo excluye tal significado.

Se está haciendo cada vez más claro que Efesios 5:21-33 no trata acerca de “¿Quién es el jefe?” o de ¿quién manda aquí?