Skip to content

Enseñanzas de Jesús •10 Las mujeres también pueden ser apóstoles

marzo 30, 2013

Ha habido una reciente moda de ciertas partes de la iglesia que permiten a las mujeres a predicar públicamente, pero al mismo tiempo no permitirles ocupar posiciones de autoridad espiritual o eclesiástica. Estos grupos usualmente han experimentado un grado de revival, que significa que el Espíritu Santo ha entrado en esas iglesias. En tales tiempos de visitación, tendemos a asumir que el Espíritu Santo viene a confirmar lo que nosotros creemos. Pero de acuerdo a Jesús el Espíritu viene a cambiarnos y guiarnos hacia la verdad. (Juan 16:13) Uno de estos cambios usualmente incluye elevar a las mujeres a la equidad con los hombres al alcance que la cultura permita. En muchos casos las mujeres encontraron una voz pública-por la voluntad de Dios.

Cuando la evidencia de la presencia del Espíritu disminuye en estos grupos, el gobierno hecho por los hombres reemplaza el liderazgo del Espíritu. Normalmente la dominanza del hombre se restablece y borrando la elevación de las mujeres hacia la equidad que fue implementada por actividad del Espíritu Santo. Las mueres podrán retener su oz publica, pero con poca o sin ningún tipo de autoridad.

En este popular y contemporáneo tipo de gobierno de iglesia, el ministerio de 5 etapas (Efesios 4:11) parece ser el modelo de escogencia. En esta estructura, la posición de apóstol parece ser la más autoritativa de todas las “oficinas” o “títulos”. Esto acompañado de la idea de un hombre como cabeza o como soberano, significa que las mujeres las mantiene bajo control. Al menos tres problemas surgen usando este modelo.

  1. Apóstol: El significado de la palabra Griega utilizada en el Nuevo Testamento que traduce apóstol, simplemente significa “el enviado”. No lleva ningún tipo de sentido de autoridad sobre las personas. (1 Corintios 4:6-136).
  2. Oficina: En ninguna parte del lenguaje original del Nuevo Testamento esta la palabra “oficina” o la idea de “oficina delministerio”, aunque algunos traductoras optaron por insertarla (ejemplo 1 Timoteo 3:1). Palabras tales como apóstol, pastor, profeta, obispo, entre otras, se refieren a función o responsabilidad, más que a una oficina o posición de poder.
  3. Ministerio de 5 Etapas( o niveles): La idea del “ministerio de 5 etapas”” no es necesariamente un modelo de gobernación de la iglesia. . De hecho ni Jesús ni Pablo nos da una lista estandarizada de los ministerios y regalos o de una estructura en la iglesia. Efesios 4:11-12 es el único lugar que se encuentr “las 5 etapas” , y ya que no es sabio construir una doctrina basada en un solo pasaje de las Escrituras, nosotros deberíamos de tener cuidado de no atribuir demasiada importancia a esta forma.

A pesar de estos problemas, en este nuevo movimiento apostólico a las mujeres se les permite y se les motiva a predicar. Esto es suficiente para hacer que muchas mujeres se sientan bien después de tener que lidiar por tanto tiempo con la doctrina de “Silencio Mujer!”. Algunos hombres en posiciones de liderazgo han encontrado beneficiara esta idea porque dándoles a las mujeres esta codiciada libertad de profetizar, predicar, y enseñar públicamente ha permitido que sus ministerios crezcan. De hecho los ministerios que permiten que las mujeres prediquen tienen a crecer.

Por otro lado, a las mujeres no se les permite funcionar en las “oficinas” más altas si se encuentran en este tipo de gobierno de iglesia. Esto indica primero que todo que es jerárquico, una forma de gobierno por la  cual ni Jesús ni Pablo abdicaron. Esto indica también que es patriarcal, esto significa que los hombres mandan; las mujeres sirven-como profesoras, predicadores entre otras pero no como soberanas en la “oficina de apóstol”. Esto esta terriblemente desviado, hablando Bíblicamente.

Con esto dicho nosotros debemos de ver a un apóstol en el sentido del Nuevo Testamento. Y este apóstol era una mujer-María Magdalena- que parece ser la primera apóstol comisionada por Cristo Resucitado. (Jn 10:10-18, Mt28:1-10)

Es un reconocido hecho

Es un hecho reconocido que las mujeres fueron las ultimas en dejar la cruz y las primeras en llegar a la tumba. Cuando María Magdalena visito la tumba temprano en el Día de la Resurrección y encontró esta vacía, ella fue inmediatamente a contarles a los otros que el cuerpo de Jesús no estaba ahí. Todos corrieron a la escena, pero no comprendieron el significado de la tumba vacía porque ellos todavía no entendía de las Escrituras que Jesús debía de resucitar de los muertos (Jn 20:9). Así que se marcharon, pero María se quedo.  Fue ahí que Jesús se aprecio ante ella y le dijo “Ve y dile a mis hermanos….”

Esta aparición y sus comisiones consecuentes son significativos. Los escritores de los Evangelios notan explícitamente que fue María Magdalena a quién Jesús se le aprecio primero. La importancia que los escritores de los Evangelios le dan a este hecho indica que no fue una ocurrencia accidental. Fue algo que Jesús hizo a propósito para así demostrar la percepción de Dios sobre las mujeres. Todo este tiempo El había tratado de hacer entender este punto, pero este fue el último golpe a sus mentes tradicionales. Al aparecerse primero a María Magdalena, Jesús estaba haciendo una declaración importante que los discípulos no habían comprendido en su totalidad.

  • Ve y diles define la comisión. Como la palabra apóstol en el Nuevo Testamento significa literalmente “aquel que es enviado”, María realmente estaba recibiendo la primera comisión apostólica del Señor Resucitado para ser la primera en proclamar el mas grande acontecimiento de la historia La Resurrección.
  • Ve y diles a mis hermanos define a las personas a quienes Jesús la estaba enviando.  El la estaba enviando a ella a hombres. El no la estaba enviado a otras mujeres! En otras palabras la comisión de ella no era a un “ministerio de mujeres”; como es la restricción común  impuesta en las mujeres hoy en día. Como resultado a María se le ha referido como “la apóstol a los apóstoles”.

La idea de una mujer testificando a hombres era revolucionario porque tanto en las cortes legales de la cultura Romana como la Judía, el testimonio de una mujer no era permitido como evidencia. Al aparecerse primero a María Magdalena y enviarla a los hombres, Jesús estaba cortando por residuos de prejuicios que quedaban en sus discípulos hombres hacia sus discípulas mujeres.

Sin duda alguna El también estaba enseñándoles a las mujeres algo revolucionarios sobre su responsabilidad y estatus en el plan de Dios. Un día nuevo amanecía. Jesús estaba vivo, victorioso sobre el pecado, y ya no atado a las expectativas sociales o de la cultura humana. En tres cortos años, El había caminado entre el Pueblo Elegido de Dios, enseñándoles mucho sobre los valores del cielo. Ahora, es el turno de ellos y ellas de levantar la antorcha, y seguir adelante: sosteniendo la Palabra de la Vida (Filipenses 2:16). Y ahora es mi turno y el tuyo! Lo que El te diga que hagas hazlo! (Recuerda Juan 2:5?)

Jesús ama a sus hijas

Jesús ama a sus hijas

El Señor Resucitado nos esta llamando hoy-tanto hombres como mujeres –a vivir de acuerdo a Sus valores en cada área de la vida, y a hacer nuestra pequeña parte en su gran plan, llevando a cabo la mas Grande Comisión , enseñándoles a observar TODO lo que El mando (Mateo 28:19-20). Ojala nos encuentre fieles.

Anuncios
Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: