Skip to content

Enseñanzas de Jesús •7 Las Mujeres tienen igualdad en los valores familiares de Dios

septiembre 19, 2012

Mucho se ha dicho, especialmente en círculos religiosos sobre los valores familiares, y la familia es de gran importancia. Pero precaución es requerida porque a veces podemos promover valores de nuestra religión en vez de los valores del Cielo. En Lucas 8:19-21 se nos dá un ejemplo de los Valores de Dios sobre la familia para ayudarnos con este tema:

19 Entonces su madre y sus hermanos llegaron a donde El estaba, pero no podían acercarse a El debido al gentío.

20 Y le avisaron: Tu madre y tus hermanos están afuera y quieren verte.

21 Pero respondiendo El, les dijo: Mi madre y mis hermanos son estos que oyen la palabra de Dios y la hacen.

 

Cuando el mensajero le notifica a Jesús que su madre y hermanos están esperando para poder verlo, la respuesta que da Jesús es muy interesante. Debió de haber sorprendido al mensajero. Él o ella deben haberse preguntado como Él podía ignorar a su madre y a sus hermanos.

Pero Jesús era un maestro, el debía de usar un ejemplo que las personas pudieran entender para poder enseñarles algo que ellos ocuparan entender. ¡Él parecía hacer esto a menudo! Él podía encontrar a alguien en el momento que él o ella menos esperaba y sacudir su pensamiento para ayudarles a cambiar la manera en que pensaban acerca de Dios y sus maneras.  En este caso, Jesús quería ayudar a las personas a ver qué hace una relación íntima y personal con Él y que es solo una cosa: oír la palabra de Dios y poner esta en práctica. No es de ninguna otra manera.

Quien tenía más derecho de estar cerca de Jesús que su madre y sus hermanos? Y aun así El está diciendo que este privilegio corresponde a aquellos que oyen la palabra de Dios y la hacen. Él esta diciéndole esto a las personas que están escuchando.

“Entiendes la relación estrecha que mi madre y mis hermanos tienen conmigo. Tú también puedes tener eso porque la relación intima y personal conmigo no está basado en la carne o en la sangre. Está basada en oír la palabra de Dios y hacerla.”

Jesús de verdad va al grano. El no tiene que enseñarle como no tener una relación intima y personal con Él. Por ejemplo en este punto Jesús no les advierte sobre no orar como lo hacen los paganos. Él no les advierte sobre como no tratar de tener intimidad con Él por medio de métodos religiosos. Él simplemente dice que la única manera de tener una calidad de relación como madre y hermanos con Él es por medio de oír la Palabra de Dios y hacerla.

En este pasaje, Jesús no solamente usa nuestro entendimiento natural de las relaciones de familia para ayudar a cambiar nuestra manera de pensar; Él también destruye o modifica al menos un poco el significado normal de la familia por su cuestionamiento sobre qué es ser su “madre” o su “hermano”.  Esto es algo bueno ya que quita los obstáculos impuestos  por las expectativas sociales y restricciones impuestas por los roles definidos con palabras como “madre” y “hermano”. Él dice que la verdadera maternidad y la verdadera hermandad- la más alta calidad de relaciones “familiares” vienen de Él y no están definidas por expectativas sociales de roles encontrados en la cultura humana. La sociedad no tiene que definir lo que somos y cuando, porque, o como hacemos algo. Su palabra es hacer  esto.

Nosotros debemos dejar que Él defina nuestros roles en esta vida porque Él tiene expectativas y proyectos para nosotros que se diferencian o exceden aquellos impuestos en nosotros por la cultura, nuestra familia y nuestra religión. El mismo Jesús experimento esta situación en Nazaret done las personas del pueblo tenían ciertas expectativas y restricciones para Él basados en su rol como carpintero, como hijo y como un niño de la comunidad con hermanos y hermanas (Mk 6:3). Como resultado Él no podía hacer grandes obras ahí (Mk 6:5). Esto es el poder de restricción que tiene los roles sociales definidos, y es un poder que Jesús quiere romper.¿ Podemos comprender esto?

Finalmente en este pasaje se debe de notar también que Jesús tampoco esta deshonrando o denigrando a su familia! En vez, Él está señalando la importancia de un principio que sustituye a las relaciones de familia naturales y roles impuestos por la sociedad. El está usando la familia como un ejemplo que tenemos para poder enseñarnos un ejemplo de Dios y las maneras de Dios de ver las relaciones.  En el sistema de Dios, parece que los roles como nosotros los entendemos son remplazados por relaciones con Él por medio de su Palabra. Esta es la relación definitiva que prevalece sobre todas otras. Esto-no roles impuestos por la sociedad con expectativas implícitas – es lo que define nuestras vidas como Su Pueblo.  Debemos dejar que Dios nos defina, y eso pasa por oír la palabra de Dios y hacerla.

En la mayoría de las sociedades, incluyendo círculos cristianos, el mandato femenino es funcionar exclusivamente – o casi solo – como el rol prescrito de esposa o madre. La adherencia a este mandato lleva con el honor y reconocimiento, pero todo esto es dentro del el llamado “el lugar de una mujer”, que está más abajo en la escala social que el lugar del hombre.  Por ejemplo, la sociedad Medieval veía los roles propios de la mujer como de servir de vientres y para trabajar”. Y en Inglaterra el Rey James estableció que el modelo del hogar es como un pequeño reino, donde el hombre es el rey aun así como él era Rey de la nación. Él también definió el hogar como una pequeña iglesia, con el hombre como el alto sacerdote y cabeza del hogar, aun así como él era la cabeza espiritual de la iglesia de Inglaterra. Desafortunadamente, estos conceptos han reemplazado lo que Jesús enseño y se han convertido en el paradigma de los valores familiares promovidos por la iglesia.

Jesús nos está diciendo que como buscamos conectarnos con Él, la prioridad será siempre y solo oír la palabra de Dios y hacerla. En todo esto, El no está quitando el hecho de dar respecto a madres y hermanos. El en vez está diciendo que el honor que se le dá a los miembros de la familia es el  honor que debemos de dar a toda persona. Porque en Dios no hay excepción de personas y debemos de tratar a los demás como Él los trataría.

Los valores familiares de Dios, que idea tan grandiosa!

Anuncios
Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: