Skip to content

Enseñanzas de Jesús •6 Las Mujeres Pueden Representar a Dios

septiembre 6, 2012

Jesús se refería a Dios como Abba (Mk 14:36). Esto era una expresión del arameo que usaría un niño o niña para referirse a su padre. Era una expresión de cariño, parecida a “Papi” o “Papá”.   Jesús usaba este término para dar a entender que  El conocía a Dios como la  única persona en que él podía contar y confiar como sería el caso con un padre normal. La expresión que uso Jesús no puede ser basada en género porque Dios es espíritu y por lo tanto trasciende mas allá del genero.

Jesús no limito su descripción de cómo era Dios a solo esta metáfora masculina; El también utilizo ilustraciones femeninas para ayudarnos a entender sobre Dios. Al hacer esto, El estaba en harmonía con el Antiguo Testamento, donde a Dios se le refriere a veces en metáforas femeninas. En Isaías 66:14 por ejemplo Dios le dice a Israel, “Como uno a quien consuela su madre, así os consolaré yo;” (Ver también Gen 17:1, Job 38:28-29, Is 42:14, Is 46:3-4; Is 49:15).

Sabemos de dos ocasiones en las que Jesús uso metáforas femeninas para ayudarnos a entender sobre la naturaleza de Dios. En el primer ejemplo que se encuentra en Mateo 23:37, Jesús compara su deseo de proteger y cuidar a Jerusalén con lo instintos protectores de una madre gallina expandiendo sus alas sobre sus polluelos. (¿Será posible que el instinto protector es de hecho una característica de Dios que reside sobre las personas-tanto hombres como mujeres? ¿Es posible que este no sea solamente un atributo para hombres?)

El segundo ejemplo se encuentra en Lucas 15:8-10, cuando Jesús relata una parábola sobre una mujer que encontró una moneda que había extraviado. En esta parábola, El usa la imagen de una mujer para representar a Dios. Ha sido sugerido por los estudiosos que Jesús hizo esto a propósito para contrarresta las actitudes machistas de los escribientes  y los Fariseos.

Estas referencias a Dios en terminología femenina son importantes por dos razones. Primero, la teología tradicional ha enseñado de manera errónea que Dios se le representa solo en términos masculinos y entonces solo los hombres pueden representar a Dios. La creencia tradicional ha sido que solo el hombre refleja la imagen completa de Dios-Dios siendo hombre en su opinión. Segundo, la imagen de Dios como hombre ha tendido a darles a los hombres un sentido de prioridad, poder y privilegio. Al mismo tiempo ha servido para enseñar un sentido de valor secundario a las mujeres.  Como me dijo mi amiga Irena de Bulgaria “Esto sobre las mujeres es nuevo para mí. Nos han dicho que las mujeres estamos de segundas”.

Como la idea de Dios como Padre esta tan enterrada en nuestras mentes, deberíamos de considerar esto más. Padre es una metáfora. Una metáfora es una herramienta de comunicación usada para comparar dos o más cosas opuestas pero que tiene algo en común. Es una herramienta útil pero esta también tiene límites que siempre se deben recordar. ¿Por ejemplo como describiríamos un copo de nieve a alguien que nunca ha visto nieve? Tendríamos que decir que es así o aza, pero no es completamente esto o lo otro, etc. Y Dios es mucho más difícil de describir que un copo de nieve!

La metáfora de Dios como padre fue de ayuda especialmente en una sociedad dominada por los hombres porque ayudaba a enseñar la gran diferencia entre el Dios verdadero y los dioses paganos. La gente de Jerusalén entendía que Dios era personal, predecible, confiable y  amoroso. Esto era opuesto con los dioses paganos que eran impersonales, impredecibles, caprichosos y exigentes. Como un buen padre que da a sus hijos, Dios también nos da, nos protege , nos provee, entre otros. Por otra parte los dioses paganos solo tomaban y  no daban y además infundían  miedo y requerían constantes sacrificios para satisfacer sus exigencias. El Dios de Israel era consecuentemente, como un padre debería de ser. Aun así El es mucho más de lo que un padre terrenal podría ser.

Cuando vemos a Dios solo como padre, tendemos a limitar a Dios a la idea de paternidad. El es mucho más que eso, y El es mucho más de lo que nos podemos imaginar. El es Dios. Una buena discusión de esto se puede encontrar en el libro de J. B Phillips llamado Your God is too small (Tu Dios es muy pequeño).

Otro punto muy importante que recordar es que nosotros no tenemos que hacer a Dios a nuestra imagen, sin importar sobre el debate de género. Tenemos que recordar que tanto hombres como mujeres estamos hechos ala imagen de Dios; Dios no está hecho a nuestra imagen. Dios  advirtió a los Hijos de Israel no crear ninguna imagen, masculina, o femenina como imagen de Dios (Deuteronomio 4:15-16)

15 Así que guardaos bien, ya que no visteis ninguna figura el día en que el SEÑOR os habló en Horeb de en medio del fuego;

16 no sea que os corrompáis y hagáis para vosotros una imagen tallada semejante a cualquier figura: semejanza de varón o hembra…

Aunque no seamos culpables de hacer una imagen física de Dios, es posible que hagamos imágenes mentales de Dios que en la mayoría de los casos sean imágenes de un dios varón?

No hay razón válida para sugerir que las mujeres no pueden representar a Dios. Dios no es hombre ni mujer y trasciende el concepto de género. Aun así como hombres  y mujeres, tenemos igual responsabilidad, igual autoridad para representar a Dios para ser testigos y extender conocimiento sobre su vida y sus valores. Este es nuestro mandato.

Anuncios
Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: