Skip to content

Enseñanzas de Jesús •4 Las mujeres son compañeras iguales en el matrimonio

agosto 9, 2012

Cuando la sociedad permite aun ser humano ser dueño de otro-definiera a otro ser humano como propiedad personal-¡algo esta terriblemente mal! Aun así las mujeres era-y a menudo, todavía son-consideradas la propiedad de los hombres. Quizás el lugar mas obvio para esta práctica era-y todavía es-el matrimonio y el hogar. Y Jesús trato con este asunto también.

Los judíos en el tiempo de Jesús vivían un doble estándar que podía resumirse por el hecho de que un esposo podía divorciarse de su esposa por cualquier razón, pero una esposa no podía divorciarse de su esposo por ninguna razón. Ella era de valor secundario-no mas que propiedad-así que, básicamente el podía usarla y prescindir de ella a su antojo.

Jesús rechazaba este doble estándar. El enseño que el matrimonio no era una relación diseñada para el beneficio del hombre. Esta debía de ser una relación de iguales en que tanto el hombre como la mujer tuviera igualdad de privilegios y derechos, igual responsabilidad y autoridad (Mk 10:2-12; Mt 19:3-9)

My esposo Eddie contribuyes con este comentario:

Mateo 19:3-9 cuenta la discusión entre Jesús y los Fariseos acerca del tema del divorcio, impulsado por la pregunta de los Fariseos “¿Es lícito a un hombre divorciarse de su mujer por cualquier motivo?” (La Biblia de las Américas (© 1997 Lockman). Esta pregunta está basada en Deuteronomio 24:1-4 que dice que si un hombre se sentía en descontento con su esposa porque él había encontrado alguna impuridad en ella, el podía escribirle un certificado de divorcio y enviarla lejos. Con varias interpretaciones personales posibles, los hombres Judíos del tiempo de Jesús se les conocía por divorciarse de sus esposas por asuntos insignificantes. Tal vez pro que Jesús estaba mostrando una apertura sin precedente hacia las mujeres, los Fariseos plantearon esta pregunta para desafiarlo. La Respuesta de Jesús nos revela un enfoque peculiar hacia la Interpretación bíblica que tiene ramificaciones para una teología de la mujer.

4 Y respondiendo El, dijo: ¿No habéis leído que aquel que los creó, desde el principio los hizo hombre y mujer,5 y añadió: “Por esta razón el hombre dejara a su Padre y a su Madre y se unirá a su mujer y los dos serán una sola carne?”

6 Por consiguiente, ya no son dos, sino una sola carne. Por tanto, lo que Dios ha unido, ningún hombre lo separe.  (La Biblia de las Américas (LBLA))

 

Los Fariseos citaron Deuteronomio 24:1-4 y desafiaronEntonces, ¿por qué mandó Moisés darle carta de divorcio y repudiarla?” A lo que Jesús respondió “Por la dureza de vuestro corazón, Moisés os permitió divorciaros de vuestras mujeres; pero no ha sido así DESDE EL PRINCIPIO.” Esta respuesta revela lo que EL consideraba como el modelo Divino para las relaciones entre hombre y mujer es  relato del Génesis de la Creación, no en pasajes más adelante donde vemos como se lidian con relaciones en un mundo caído. Moises dijo que permitió el divorcio por la dureza de vuestro corazón.

El punto que El quería hacer es que no nos debemos conformar por lo que Dios nos ha dejado hacer por la dureza y naturaleza pecadora de nuestros corazones. En vez debemos de buscar lo que quiere  Dios que sea mejor para las relaciones de hombre y mujer, que El dice que esta revelado en el relato de la Creación antes de que el pecado entrara al mundo. Nosotros debemos de ir de vuelta al lugar original donde había igualdad y mutualidad, con ningún indicio de que uno tenía prioridad, dominancia o autoridad sobre el otro.

Eddie también comparte la siguiente experiencia. El escribe que:

Mientras me encontraba conduciendo una mañana mientras iba  camino a una clase que yo estaba impartiendo, encendí la radio y comencé a escuchar a un pastor muy conocido que tenía una audiencia a nivel nacional y este dijo que estaría enseñando sobre el matrimonio Cristiano. Me quede asombrado por el pasaje Bíblico que escogió para su mensaje! Este era Génesis 3:16, y con todo, tu deseo será para tu marido, y él tendrá dominio sobre ti.”…No podía creer lo que estaba escuchando y exclame en alto,

“No! No, este no es un pasaje sobre el matrimonio Cristiano! Esta es la maldición que entró en el mundo por causa del pecado!”

Y en efecto, estas palabras de Dios a la mujer no son una prescripción de lo que debería ser, pero una descripción de lo que va a ocurrir por culpa del pecado. Esta es la primera vez que en las Escrituras que vemos algún tipo de jerarquía en el matrimonio y en la familia y es obviamente el resultado del pecado y la Caída del Edén. Este pasaje jamás debería ser usado para enseñanzas en el matrimonio Cristiano. Debemos de seguir las enseñanzas de Jesús e ir atrás al principio-antes de la Caída del Edén- para encontrar el modelo del matrimonio Cristiano. (Para un estudio exhaustivo de Génesis 3:16, ver paginas 237-243 del libro En el Espíritu somos Iguales, (In the Spirit We`re Equal ))

149144_380282368729465_252209821_nEstoy muy agradecida de los puntos de vista que Dios le ha dado a Eddie! I quisiera preguntar “Que modelo sigue la Iglesia?” Dios quiere que las personas hagamos lo que es correcto, y Jesús expreso esto en declaraciones como, Por eso, todo cuanto queráis que os hagan los hombres, así también haced vosotros con ellos, porque esta es la ley y los profetas. (Mateo 7:12 La Biblia de las Américas (© 1997 Lockman))

Anuncios
Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: