Skip to content

Prólogo:

agosto 6, 2012
Portada Libro 10 Cosas que Jesus Enseñó Sobre las Mujeres

Portada Libro 10 Cosas que Jesus Enseñó Sobre las Mujeres(Inglés)

Sorprendido(a) por Jesús:

Este pequeño libro es un estudio Bíblico que explora lo que Jesús enseño acerca de las mujeres. Provee una visión que ayuda al entendimiento de lo que Jesús dijo y lo que no dijo,  lo que El hizo y no hizo en sus encuentros con mujeres. Mientras estas verdades se exponen, traen consigo nuevas esperanzas, nueva alegría de vivir por Jesús y confianza y seguridad en hacer su voluntad. Estos si es libertad! Jesús era el mejor amigo de las mujeres.

Como resultado de estas verdades, yo creo que la orden de María a los sirvientes de la boda en Cana: Haced todo lo que El os diga! (JN 2:5) será bienvenido con entusiasmo de parte nuestra: “Si Señor” Lo puedo hacer! Por tu Gracia, seré lo que tu quieras que sea y hare lo que tú quieras que haga!”.

El propósito de este libro no es responder a todas las preguntas de las mujeres tanto en la Biblia como en la Iglesia. En vez es el punto de comienzo-lo que Jesús enseño. El punto de comienzo es necesario si queremos tener un buen entendimiento de la voluntad de Dios para las mujeres.  Al empezar con Jesús esto nos dará una visión amplia de lo que toda la Biblia enseña realmente sobre las mujeres. Esto es muy importante cuando vamos a esas partes en la Biblia l las que se le han llamado “versículos difíciles”. Como Cristianos lo que creamos sobre las mujeres tiene que estar en línea con lo que Jesús enseño. ¡Y que así sea!

Desafortunadamente, las enseñanzas tradicionales Cristianas empiezan con la idea  de que la mujer es inferior, desigual, maligna y sucia, y este punto de comienzo retuerza el mensaje que enseño Jesús. Si usted quisiera mas evidencia de esto puede leer el increíble libro de John Alvin Schmidt Veiled and Silenced (Tapada y Silenciada). Un punto de comienzo negativo  ha traído consigo terribles distorsiones de las Escrituras que han resultado en el silenciamiento, subordinación, y sumisión de las mujeres, y también en violencia y abuso doméstico dentro de la Iglesia y dentro de los hogares Cristianos.

Jesús no enseño nada de estas cosas o ni siquiera las implico. Par El las mujeres no eran más inferiores ni menos iguales, malignas o sucias –si usted lo quiere pensar-¡que los hombres! ¡La verdad es que los hombres y las mujeres tienen igual necesidad de tener un Salvador! Pero el género no es un problema para esto.

Entonces, Jesús no trato a las mujeres como secundarias o subordinadas. Es bueno considerarlo de esta manera:

Jesús enseño que las mujeres son iguales que los hombres en términos de

SUBSTANCIA/IMAGEN (lo que constituye a la mujer en su creación)

VALOR (lo que valen las mujeres)

PRIVILEGIO (oportunidades y libertades para las mujeres)

RESPONSABILIDAD (de lo que son responsables las mujeres)

FUNCION (tareas y roles que las mujeres puedan realizar)

AUTORIDAD (derechos, poder e influencias para las mujeres)

Las cosas que Jesús no enseño sobre las mujeres destruye las enseñanzas tradicionales, removiendo toda excusa para mantener control y dominancia. El no enseño ni aludió a la idea de mando del hombre o liderazgo y sumisión femenina o subordinación. No hay indicación de que Jesús alguna vez promovió o sugirió una jerarquía dentro del hogar, la iglesia o la sociedad en general. El tuvo oportunidades de hacerlo en el trato personal que tuvo con mujeres solteras y casadas (ejemplos Lucas 8:1-3, Juan 4:4-42). En vez Jesús siempre estaba tratando de ayudar a las mujeres que tuvieran la imagen de Dios de sí misma-una imagen que es opuesta a la imagen que enseña las mujeres en roles femeninos dictados por la cultura religiosa. El siempre estaba haciendo acciones para desalojar la mentalidad  tan cómoda que tenían los hombres en su equipo, a veces sorprendiéndolos con sus acciones con las mujeres! Jesús era un Maestro que enseñaba el cambio, no un conformista que reinforzaba los errores a su alrededor. Porque El amaba a las personas, El tomo cada oportunidad para corregir las opiniones erróneas que las tenias cautivas.

Los Evangelios nos dicen que mujeres además de los 12 Discípulos, viajaban con Jesús en su “circulo interior”. El significado de esto lo tendemos a eludir por el énfasis que pone la Iglesia en que los hombres eran los dominantes en la vida de Jesús. Pero las mujeres eran una parte importante –hasta de igual valor como miembros del equipo a los ojos de Jesús. Esto se ha hecho muy claro por su elección de una mujer Discípulo-en vez de uno de los Doce –para ser la primera apóstol después de su resurrección, al punto en que El esta totalmente libre de las expectativas y restricciones de la cultura humana.

David Scholer, Un eminente erudito evangélico escribe,

Es importante enfatizar la inclusión de las mujeres en el grupo de los discípulos de Jesús, ya que los Doce a menudo han sido usados en la historia de la Iglesia para discutir que solo los hombres pueden tener autoridad y liderazgo en la Iglesia. Jesús indico claramente que el discipulado era una prioridad más importante que los roles de género. Tanto en Lucas 8:19-21 (Mark 3:31-35; Mateo 12:46-50) y 11:27-28 ponen la obediencia a la palabra de Dios por encima del rol de madre/maternidad. Así que por esto no es de sorprenderse que el grupo de discípulos de Jesús incluyera a mujeres (“Patrones de Autoridad en la Iglesia Primitiva”, 1993, pág. 47).

Algunos ejemplos de mujeres en los Evangelios nos recuerdan de las discípulas de Jesús. Lucas 8:1-3 nos dice que mujeres andaban con él y prestaban de sus ingresos para apoyarlo a Él. Al menos una de estas mujeres estaba casada: Joana , esposa de Chuza, mayordomo de Herod. La mayoría de los líderes de las iglesias de hoy probablemente insistirían que estas mujeres regresen a sus casas y cuiden de sus maridos. Pero Jesús no hizo eso! El hecho es que El permitió que las mujeres viajasen con él, esto es evidencia de que El no estaba promoviendo un rol tradicional para las mujeres que las confinaba al hogar. El honoraba su derecho de tomar decisiones que las llevaran fuera del hogar. Este ejemplo señala lo lejos que están las tradicionales enseñanzas para las mujeres del mensaje de Jesús.

Los escritores de los Evangelios nos dicen que Jesús tenía afinidad a un nivel personal con otras mujeres, como, la mujer que estaba al lado del pozo. (Juan 4:4-26), María y Marta (Lucas 10:38-42) , María Magdalena (Mt 27:55-56) y las muchas mujeres que siguieron a Jesús desde Galilea, ministrando a El (Mt 27:55). NUNCA vemos a Jesús diciéndole a estas mujeres que se sometan a los hombres. En vez, El aparentemente se identificaba con ellas del mismo modo que El se identificaba con los hombres. El permitió que las mujeres tomaran sus propias decisiones y pusieran sus propias prioridades.

El Espíritu Santo continúa enseñándonos las verdades que Jesús enseño, y El continua no enseñando lo que Jesús no enseño! Este es importante porque el Espíritu Santo es todo para nosotros que Jesús seria si El estuviera aquí en carne propia, así que el Espíritu Santo que ahora vive en nosotros, nos sigue enseñando lo que Jesús enseño y lo que no enseño.

Como la iglesia, o la mayoría, no ha seguido la enseñanza de Jesús en este tema, esto ha traído a menudo tensión dentro de las mujeres de Dios. La iglesia enseña una cosa; El Espíritu Santo otra. Este conflicto causa problemas emocionales como depresión, enojo, y frustración así como comportamientos como agresividad, pasividad, o manipulación en relaciones.

La buena noticia es que mientras vamos descubriendo la verdad de la Biblia, esta confirma lo que el Espíritu Santo nos ha estado diciendo en nuestros corazones durante todo este tiempo. Y no confirma lo que la iglesia nos ha estado enseñando! Esto es porque la Palabra de Dios y el Espíritu de Dios concuerdan! Y mientras entramos en la verdad, el conflicto dentro de nosotros disminuye. Una paz maravillosa llena todo nuestro ser! La verdad nos hace llenos! Nos libera!

Este trabajo de Jesús por medio del Espíritu Santo en nombre de las mujeres es evidente en el Nuevo Testamento, en la Iglesia Primitiva y en la historia de la iglesia. Es especialmente obvio en tiempos de reavivamiento-en que Dios invade y rompe la cultura humana y la tradición de la iglesia con Sus Caminos. En tales momentos, el Espíritu de Dios siempre eleva a las mujeres hacia la igualdad con los hombres a tal punto que la cultura ha sido cambiada por el renacer para acomodar los Caminos que siempre vienen de Dios.

Por nuestro propio bien como consagrados creyentes en el Señor Jesucristo, debemos dejar que el nos enseñe en esta área tan vital. Por el bien del evangelio y discipulado y por el bien de todas las personas heridas en todas partes, es importante que lo entendamos de la manera correcta-que enseñemos lo que Jesús enseño sobre las mujeres.

My oración para usted el lector es la oración de David en el Salmo 119:17-19

17 Favorece a tu siervo,
para que viva y guarde tu palabra.

18 Abre mis ojos, para que vea
las maravillas de tu ley.

19 Peregrino soy en la tierra,
no escondas de mí tus mandamientos.

Salmos 119:17-19 (La Biblia de las Américas)

Anuncios
Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: