Skip to content

Entendiendo a tu “hombre”

julio 31, 2012

Jueves 10 de Mayo, 2012

Entendiendo a tu “hombre”

Como una palabra mal traducida y mal comprendida

Puede llevar a doctrinas erróneas y dañinas

I´ll be as gone as a wild goose in Winter

Then you´ll understand your man

Jonny Cash (1964)

 

Mientras me encontraba conduciendo por la autopista busque en la estación de radio una emisora Cristiana y escuchaba como un reconocido pastor hablaba elocuentemente sobre Génesis 1:26-31 exhortando a las esposas en su audiencia a que comprendieran que su hombre había sido creado por Dios para la conquista- para tener dominio. Ellas necesitaban darse cuenta dijo él, que su hombre ve el sexo como un tipo de conquista. Que esa relación extra matrimonial que tuvo por lo tanto no es sobre amor sino sobre su necesidad dada por Dios para la conquista y el dominio. Como fuesen comprendiendo las esposas sobre la necesidad dada por Dios a los hombres de conquista y dominio, ellas podrían funcionar mejor en su rol de apoyo para el cual Dios las había creado.

El mensaje de este pastor estaba por supuesto basado en la errónea presunción de que la palabra “hombre” mencionada en Génesis 1:26 se refiere a varones. Este pasaje dice así:

 

Y dijo Dios: Hagamos al hombre a nuestra imagen, conforme a nuestra semejanza; y ejerza dominio sobre los peces del mar, sobre las aves del cielo, sobre los ganados, sobre toda la tierra, y sobre todo reptil que se arrastra sobre la tierra. La Biblia de las Américas (© 1997 Lockman)

 

Mientras continuaba escuchando a este pastor pensé que triste que hubiese construido todo su mensaje basado en una premisa falsa. El no comprendía que “hombre” en este pasaje se refiere a la creación de la raza humana, no a la creación del primer hombre o varón.  Su mensaje no ayudaba más a las mujeres a comprender a “su hombre” que lo era la canción hit de Johnny Cash en la cual un descontento e irresponsable “hombre” le advierte a su “mujer” que hasta cuando él se haya ido entonces “comprenderás a tu hombre”.

La palabra “hombre” que se encuentra en Génesis 1:26 se traduce de la palabra del Hebreo adam, que es de género neutral o incluyente de las mujeres, esta significa persona, gente o humanidad. La palabra hebrea que es específica para el varón es ish, y no se encuentra en ninguna parte en este relato. Que Génesis 1:26 se trate sobe la creación de la especie humana se confirma aun más por el hecho de que el Septuaginta (una traducción temprana al griego del Antiguo Testamento Hebreo) traduce la palabra adam en este pasaje con la palabra anthropoi, la palabra griega para personas o humanidad. Tanto el hebreo original como la traducción griega mas temprana (esta es hasta citada por autores del Nuevo Testamento) dejan en claro que Génesis 1:26-31 trata sobre la creación de la humanidad-hombre y mujer. Además los pronombres usados para describir a este “hombre” en los siguientes versos son todos plurales, claramente indicando que este relato de la creación trata sobre “ellos” no sobre “él”.

Algunas traducciones modernas están escribiendo este término neutral mas acercado de Génesis 1:26. Por ejemplo en Biblias en inglés: La NRSV lee Génesis diciendo “Hagamos a la humanidad a nuestra imagen”. La NLT dice “Y Dios dijo , Hagamos a las personas a nuestra imagen. La TNIV lee :Y Dios dijo, hagamos a los seres humanos a nuestra imagen.

Algunas versiones en Español también han actualizado el término, como por ejemplo: Nueva Versión Internacional (NVI) 26 y dijo: «Hagamos al *ser humano
a nuestra imagen y semejanza. LaNueva Traducción Viviente (NTV) lee: 26 Entonces Dios dijo: «Hagamos a los seres humanos[a] a nuestra imagen, para que sean como nosotros. La Traducción en lenguaje actual (TLA) dice asi:26 Al ver Dios tal belleza, dijo:«Hagamos ahora al ser humano tal y como somos nosotros. La Palabra (Hispanoamérica) (BLPH) también lee: 26 Dijo entonces Dios: — Hagamos al ser humano a nuestra imagen y semejanza.

Aunque estas traducciones son más precisas, ha habido clamor de protestas porque no se ha utilizado la palabra “hombre” en este pasaje y en otros. Un conocido erudito Bíblico, Wayne Grudem lamento que:

El majestuoso y noble nombre que Dios nos dio como seres humanos al principio de la creación-el grande y maravilloso nombre “hombre”-ya no es  nuestro nombre en la Biblia. La presión feminista nos ha renombrado. Ahora nos debemos de llamar “humanidad” en vez de la palabra que Dios nos dio. (1).

 En una reunión de la Sociedad Evangélica de Teología (Evangelical Theological Society), el Dr. Mark Straus, que no es alguien que apoya a la igualdad entre hombre y mujer, admitió aun así que Grudem estaba abusando del lenguaje y del texto.

El dijo;

Grudem  parece estar confundido sobre que lenguaje él está hablando. Dios no les dio a los seres humanos el maravillosos nombre  en inglés “man” (español “hombre”) , el les otorgó el nombre Hebreo adam, que es un lexema diferente en un idioma diferente con otro rango semántico diferente. El problema es que si la palabra en inglés “man” (español “hombre”)  no tiene el mismo significado neutral que tiene la palabra Hebrea adam, entonces podría transmitir el sentido erróneo de este pasaje para muchos lectores (2).

Strauss esta en lo correcto. La palabra del inglés “man” en Génesis 1:26-27 ha trasmitido el sentido erróneo a generaciones de lectores. Se ha ceñido la suposición errónea de que el hombre en este caso “varón” ha sido creado primero y se le dio autoridad sobre la creación, con la mujer creada después como su subordinada o “ayuda”. Pero ahora entendemos que nuestro “hombre” del génesis 1:26  realmente se refiere sobre la creación de la especie humana que incluía masculino y femenino, que ambos fueron bendecidos y que a ambos se les dio igual autoridad y responsabilidad de administrar la creación.

Así como comenzamos a comprender a nuestro “hombre” de Génesis 1:26 y otros pasajes del Antiguo y Nuevo Testamento nos damos cuenta que los autores de las Escrituras usualmente utilizaban lenguaje neutral o incluyente para las mujeres que ha sido obscurecido por nuestras traducciones parciales tanto en inglés como en español. También nos daremos cuenta de que el principio del estado de los sexos se vio estropeado y distorsionado como un resultado de la Caída del Edén (Génesis 3), pero esta está siendo restaurada por medio del trabajo redentor de nuestro Señor Jesucristo. Este es el “evangelio completo” que estamos llamados a proclamar a esta generación-que en Cristo “No hay judío ni griego; no hay esclavo ni libre; no hay hombre ni mujer; porque todos sois uno en Cristo Jesús” (Gálatas 3:28).

Anuncios

From → Matrimonio

2 comentarios
  1. Eva permalink

    Que lindo que escriban en Español!!! que Dios les bendiga muchísimo

    • Gracias, ahora hay mas post muy interesantes por si deseas leerlos y espero en Dios seguir publicando mas en el futuro!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: