Skip to content

Amos y Esclavos, Esposos y Esposas

Antes de la guerra civil, muchos cristianos en los Estados Unidos utilizaron la Biblia para justificar la esclavitud.

 

Esto lo hicieron mediante la referencia a una maldición del Antiguo Testamento que se pronunció sobre un hombre llamado Canaán;

 

“Cuando Noé despertó de su borrachera y supo lo que su hijo menor había hecho con él, 25 dijo:¡Maldito sea Canaán!¡Será el esclavo más bajo de sus dos hermanos! “(Génesis 9:18-25 Dios Habla Hoy).

 

Teólogos a favor de la esclavitud erróneamente asumían que Canaán era el ancestro de todos los esclavos africanos. Y luego llegaron a la conclusión errónea de que Dios había ordenado a los americanos blancos (que erróneamente se asumía que eran descendientes de los hermanos de Canaán) para que estos fueran dueños y amos de esclavos. Pero en realidad, no había ninguna razón ni bíblica ni histórica para conectar la maldición de Canaán con la esclavitud en el sur de Estados Unidos. [1]

 

En el siglo 4 después de Cristo en Roma, cristianos utilizaron la Biblia para justificar la autoridad masculina.

 

Ellos hicieron esto por medio de referencias a una supuesta “maldición” encontrada en el Antiguo Testamento, la cual fue pronunciada sobre una mujer llamada Eva.

 

tu deseo te llevará a tu marido, y él tendrá autoridad sobre ti.(Genesis 3:16, Dios Habla Hoy).

San Jerónimo, un traductor de la Biblia que vivo en el siglo VX, llegó a la conclusión de que en la maldición de Génesis 3:16, Dios estaba reduciendo a Eva “a la condición de una esclava de su marido” [2]

De acuerdo con Jerónimo, Dios hizo una esclava de Eva para Adán por dos razones:

1-        Adán fue creado primero y por lo tanto él estaba a cargo. El pecado entro al mundo cuando adán escucho a Eva, entonces revertiendo el orden creacional.

2-        Eva fue engañada por el demonio porque era una mujer. Por lo tanto, todas las mujeres deben de ser más fáciles de ser engañadas que los hombres, entonces como resultado, debe de estar sujetas a una autoridad masculina. (3).

 

Los teólogos de hoy no justifican la esclavitud racial basada en la maldición de Canaán.

Pero en algunas partes de la iglesia, la sujeción de la mujer a la autoridad masculina continúa. Por ejemplo, en el comentario de una traducción del inglés de la Biblia (versión New Bible Commentary), esta acierta que los esposos son “amos” de sus esposas, y que las esposas tiene como deber “obedecerlos” (4). Similarmente, el líder evangélico y autor John Piper, mantiene que los hombres deben de ejercer autoridad sobre las mujeres en la iglesia y en el hogar. Según Piper, las mujeres deben de estar sometidas a la autoridad masculina por dos razones:

1) Adán fue creado primero, y por lo tanto se presume que está a cargo. El pecado entró en la raza humana cuando Adán escuchó a Eva, invirtiendo así el orden creacional.

2) Eva fue engañada por el diablo, porque ella era una mujer, y por lo tanto, todas las mujeres deben compartir una vulnerabilidad al engaño como “debilidad” inherente. El intenta limitar esta debilidad como que probablemente se manifiesta sólo en “algunos tipos de situaciones.” [5]
Pero la justificación de Piper no es más que una reafirmación de las suposiciones de San Jerónimo.

Pero esto no debería de ser una sorpresa para un/una estudiante de la historia de la Iglesia. El punto de vista de San Jerónimo ha sido aceptado como teología ortodoxa por más de mil años. En el caso de la esclavitud, se utilizaron falsas suposiciones acerca de una maldición que se encuentra en el libro de Génesis para racionalizar la desigualdad racial. Y las suposiciones sobre una maldición para justificar la desigualdad de género son también falsas.

 

La primera suposición de San Jerónimo es de que porque Adán fue creado primero, entonces él debe de haber estado “a cargo”

Primero que todo, en ninguna parte de la Biblia es el orden de creación asociado explícitamente con jerarquía. A lo largo del relato del Génesis, Adán y Eva son representados como iguales. Ellos son igualmente creados a imagen y semejanza de Dios (Génesis 1:27), y se les da por igual el dominio de toda la creación (Génesis 1:26). La primera mención de Adán “dominando” a Eva se produce después de la caída de la humanidad a un estado pecaminoso. Una jerarquía dominada por los hombres nunca se presenta como el plan original de Dios para los hombres y mujeres o para esposos y esposas.

La idea de que el orden de creación indica rango, posición o jerarquía,  no se encuentra en la Biblia misma, sino en Comentarios Bíblicos del siglo VX, escrito por un colega de San Jerónimo: San Agustín, obispo de Hipona. Agustín basa su asociación cronología / rango basado en sus observaciones de que Adam se refirió a Eva como “hueso de mis huesos y carne de mi carne” (Génesis 2:23). Agustín era un ávido estudiante de la filosofía de Platón. Platón escribió acerca de la vida en términos de dualidades. Una de estas dualidades era “carne” y “espíritu”. Platón creía que para ser moral, el espíritu de una persona debe gobernar sobre las pasiones de la carne. Cuando Agustín veía que Eva se le refirió como “carne”,  erróneamente supuso que Adán debe de ser un símbolo del espíritu. Así como el espíritu debe gobernar carne, Adán debe haber gobernado sobre Eva. Agustín no tuvo esta idea de la Biblia. Él tomó esta idea anti-Bíblica de la antigua filosofía griega.

Más bien la Biblia directamente contradice la suposición de Agustín:

Sin embargo, en la vida cristiana, ni el hombre existe sin la mujer, ni la mujer sin el hombre. 12 Pues aunque es verdad que la mujer fue formada del hombre, también es cierto que el hombre nace de la mujer; y todo tiene su origen en Dios.(1 Corintios 11:11-12, Dios Habla Hoy).

La segunda suposición de Jerónimo es que Eva era más vulnerable a ser engañada porque era una mujer.

¿Eva fue engañada? Según el relato del Génesis, sí. ¿Pero fue engañada porque ella era una mujer? La Biblia no atribuye su error a ser mujer. Y la Biblia no dice que porque una mujer fue engañada todas las mujeres son más propensas que los hombres a la decepción o el engaño. Ese es el tipo generalización negativa que uno se encuentra cuando lidiamos con prejuicio absoluto. En este caso, es prejuicio contra las mujeres.

A el/la estudiante de historia de la iglesia, la noción de que Jerónimo tenía prejuicios contra las mujeres no debería de sorprenderles. Una vez dijo que las mujeres se las “clasificaba con los peores de los males” (6).

¿Pero si rechazamos las maldiciones del Antiguo Testamento como la base de la desigualdad, podemos mirar a las páginas del Nuevo Testamento para intuición en la mente de Dios con respecto a temas como amos y esclavos, esposos y esposas?

¡Si podemos! Y esto es lo que encontramos:

 “Ya no importa el ser judío o griego, esclavo o libre, hombre o mujer; porque unidos a Cristo Jesús, todos ustedes son uno solo” (Gálatas 3:28 Dios Habla Hoy).

Sin prejuicios raciales, sin esclavitud, sin desigualdad de género. Este es el corazón de Dios y su plan para la humanidad.

No hay que confiar en suposiciones erróneas acerca de las maldiciones del Antiguo Testamento para determinar cómo los cristianos deben estar relacionados entre sí en la iglesia hoy, ya que “todos y todas somos uno solo en Cristo Jesús.”
* El texto de Génesis 3:14-19 se refiere a veces como “La maldición”. Es importante señalar, sin embargo, que Adán y Eva no eran parte de lo que estaba maldito. Sólo la tierra y la serpiente fueron maldecidas. De hecho, en realidad es bastante sorprendente para ver el contraste. La gracia de Dios ya está trabajando en el caso de Adán y Eva. Más análisis en profundidad de este pasaje se puede encontrar aquí.

[1]Goldenberg, D. (2005). The Curse of Ham: Race and Slavery in Early Judaism, Christianity, and Islam. Princeton, NJ: PrincetonUniversity Press

[2]http://www.womenpriests.org/traditio/jerome.asp

[3] http://www.womenpriests.org/traditio/jerome.asp

[4] Wenham, G. & Carson, D. (1994). New Bible commentary: 21st century edition. Downer’s GroveIL: Inter-Varsity Press

[5]http://www.desiringgod.org/resource-library/sermons/affirming-the-goodness-of-manhood-and-womanhood-in-all-of-life

[6]http://www.womenpriests.org/traditio/jerome.asp

Escrito por Bob Edwards

Bob Edwards autor del libro “Let my people Go: Un llamado para poner fin a la opresión de las mujeres en la iglesia”

Bob reside con su esposa e hijos en Ontario Canadá. Cuenta con títulos en Educación Religiosa, Estudios de Desarrollo Social y Trabajo Social. Fue Director de Estudios en Asesoramiento en una iglesia multi-denominacional . Bob ha impartido psicoterapia en muchos lugares, hospitales, escuelas, reformatorios, iglesias o agencias de comunidades locales. Su sueño es poder compartir una visión del amor imparcial de Dios tanto para hombres como para mujeres en todo el mundo.

Leyendo la Biblia con un par de anteojos quebrados

Escrito por Bob Edwards

Últimamente he estado leyendo las obras de San Agustín. Específicamente he leído acerca de su entusiasmo por la filosofía de Platón. Él dijo que descubrió los libros en Milán, y que estos explican la vida y el universo y todo lo demás desde la perspectiva de Platón.

En pocas palabras, Platón veía el mundo en términos dualistas. El habla sobre el mundo espiritual y el mundo físico. También habla sobre el intelecto y la emoción. En ambos casos, el creía que un lado del ser debe de gobernar sobre el otro. El espíritu debe gobernar el cuerpo y el intelecto debe gobernar a las emociones. Dicho de otra manera, el cuerpo debe estar sujeto al espíritu y las emociones deben estar sujetas al intelecto.


St. Augustine acepto sin reserva alguna estos principios. También dijo que le ayudaron a dar sentido a la Biblia y a la fe cristiana. Esto es muy evidente en sus comentarios bíblicos, sobre todo en su obra sobre el Génesis.

Cuando Agustín leyó que Adam se refirió a Eva como “carne de mi carne” (Génesis 2:23), experimentó un destello de intuición. De repente se le ocurrió que como Eva se le refirió como “carne”, Adam debe representar el “espíritu”. Así como el espíritu debe gobernar la carne, concluyó, Dios creó al hombre para gobernar a las mujeres. Hoy en día, esto se conoce como un “teología de orden creacional.”

 

Lo que realmente me llamó la atención sobre el relato de Agustín es que su conclusión (de que los hombres deben gobernar a las mujeres) no pueden encontrarse en las páginas de la Biblia misma. Génesis 2:23 no menciona a Adán como el “espíritu”, por ejemplo, y nunca se le describe como el “gobernante” de Eva. Parece que la conclusión de Agustín es pura inferencia de su parte, y dado su entusiasmo por la filosofía de Platón, no es difícil imaginar de dónde surgió la idea. De hecho, la única mención de Adán “gobernando” a Eva se describe en el Génesis como una consecuencia del pecado (Génesis 3:16). Una relación de jerarquía no es descrita como la intención de Dios para su creación.

También he estado leyendo algunos de los comentarios de John Calvin. El mismo admite que está fuertemente influenciado por Agustín, en mucho la misma manera que Agustín fue influenciado por Platón. Juan Calvino dijo que tuvo una epifanía similar, cuando leyó el libro de Génesis. Cuando vio que Eva fue descrito como una “ayuda idónea” para Adán (Génesis 2:18), concluyó que la mujer fue hecha para el hombre y por lo tanto debe estar sujeta a él. Este supuesto “momento de lucidez” de Calvino, por cierto, también sirve como una base teológica para la “teología de orden creacional.”

Lo que realmente me llamó la atención sobre la historia de Calvino es que una vez más – al igual que Agustín – su conclusión (que los hombres deben gobernar a las mujeres) no se puede encontrar en las páginas de la Biblia misma. Génesis 2:18 no dice que la palabra “ayuda” sea una indicación de un papel subordinado. De hecho, la misma palabra hebrea (ezer) que se utiliza para describir a Eva como la “ayuda idónea” de Adán, también se utiliza para referirse a Dios (Salmo 70:5). Parece que la conclusión de Juan Calvino era pura inferencia, y dado su entusiasmo por las obras de San Agustín, no es difícil imaginar de dónde surgió la idea.

También he estado leyendo el trabajo de John Piper y sus comentarios en el relato de la creación. Piper se describe a sí mismo como un “calvinista de siete puntos.” En otras palabras, parece que abraza con entusiasmo las obras teológicas de Juan Calvino. Afirma que los hombres tienen autoridad sobre las mujeres debido al “orden de la creación”, y porque Eva era la “asistente” de Adam. Este un resumen muy preciso de las obras de tanto Agustín como de John Calvino.

Y esto me hace preguntarme, ¿Cuándo dejaremos de leer la Biblia por medio de anteojos de alguien más? O se por medio de las opiniones no-Bíblicas de otros sobre las mujeres.

Kindle cover book BobEdwards

Bob Edwards reside con su esposa e hijos en Ontario Canadá. Cuenta con títulos en Educación Religiosa, Estudios de Desarrollo Social y Trabajo Social. Fue Director de Estudios en Asesoramiento en una iglesia multi-denominacional . Bob ha impartido psicoterapia en muchos lugares, hospitales, escuelas, reformatorios, iglesias o agencias de comunidades locales. Su sueño es poder compartir una visión del amor imparcial de Dios tanto para hombres como para mujeres en todo el mundo.

Día 3 Comentario Devocional en 1 Timoteo

Gracia, Misericordia Y Paz

1 Timothy 1:1-2    

Pablo, apóstol de Cristo Jesús por mandato de Dios nuestro Salvador, y de Cristo Jesús nuestra esperanza, a Timoteo, verdadero hijo en la fe: Gracia, misericordia y paz de parte de Dios Padre y de Cristo Jesús nuestro Señor.

 

Leer la carta de Pablo a Timoteo es como escuchar una conversación por teléfono en la que solo escuchas solo lo que una persona está diciendo. Solo podemos adivinar, basado en lo que uno escucho, lo que la otra persona al otro lado está diciendo. Varias conversaciones han ocurrido entre Pablo y Timoteo sobre los problemas que se menciona en esta carta, pero no hemos oído estas conversaciones. Sin embargo con la ayuda del Espíritu Santo y una voluntad para aplicar nuestra inteligencia y nuestro conocimiento, podemos hacer una determinación acerca de la naturaleza del problema al que se enfrenta Timoteo.

La relación entre Pablo y Timoteo

En el versículo 2 Pablo se refiere a Timoteo como un verdadero hijo en la fe. El término “verdadero” es una traducción de la palabra griega “gnesios”, que significa “genuino” o “Real”. En otras palabras, Timoteo no es una solución temporal o de relleno en lugar de Pablo, él es “verdadero”. La palabra “hijo” es de la palabra griega “Teknon, que es la palabra para decir niño pequeño. Esto es, obviamente, un término cariñoso que expresa el aprecio de Pablo para Timoteo. En general se cree que Timoteo, que era de Derbe / Lystra, se convirtió en el primer viaje misionero de Pablo a esa zona como se registra en Hechos 14:6-7. Cuando Pablo pasó por esta misma zona unos 2 años más tarde (Hechos 16:1-3), el invitó a Timoteo a que viajara con él. Timoteo llegó a ser como un hijo para Pablo y, tal vez, su socio más confiable. A los Filipenses, Pablo escribió sobre Timoteo, “no tengo a nadie más como él, que tiene un interés genuino en el bienestar. . . que como hijo hacía un padre, ha servido conmigo en el evangelio”. Por la confianza de Pablo en Timoteo es  que deja a este en  Éfeso, para que el enfrentase la falsa enseñanza.

Pablo desea Gracia, Misericordia y Paz para Timoteo- y para ti

Pablo habla entonces una bendición de la gracia, la misericordia y la paz sobre Timoteo. Estos no vienen de Pablo, sino de Dios nuestro Padre y de Jesucristo nuestro Señor. La gracia es de la palabra griega charis y se refiere a la actitud de la gracia de Dios para los que creen. Pablo a menudo contrasta con la gracia trabaja para hacer el punto de que la gracia no se puede ganar, sino que sólo puede ser recibido por la fe.
La siguiente palabra es la misericordia, que se refiere a un acto de bondad inmerecida. Mientras que la gracia se refiere a la actitud de la gracia de Dios y es la base sobre la que se relaciona con nosotros, la misericordia se refiere a los actos concretos de la bondad que él realiza aparte de cualquier mérito por parte del destinatario. Especialmente en los evangelios encontramos individuos, como el ciego Bartimeo, clamando a Jesús, ten piedad de mí (Marcos 10:47). No trate de convencer a Dios para que le debe una! Clama a él por misericordia, por un acto de bondad inmerecida.
La tercera cosa que Pablo quiere a Timoteo es la paz. La paz es un saludo común en el Medio Oriente. La palabra hebrea es shalom. La palabra bíblica para la paz incluye la libertad de agitación, pero también un profundo sentido interior de bienestar y bendición hacia el exterior y la prosperidad. Ruego hoy que conocerán la paz que sólo Jesús da.

Oración y Reflexión

JesusholdingaWhiteLambPadre Celestial, te ruego el día de hoy por tu gracia, tú misericordia y paz para cada persona que lee este devocional. Que ellos y ellas puedan el día de hoy sentir un acto de misericordia que fluya por medio de Tu gracia. Y que tu gracia (tu Shalom) llene sus corazones y mentes el día de hoy con un sentimiento de bienestar porque ellos y ellas pertenecen a Ti. Hago esta oración en el nombre de Jesús, Amen!

Día 2: Comentario Devocional en 1 Timoteo :Autoridad Relacional en Efeso

Autoridad Relacional en Efeso

1 Timoteo 1:1-2

Pablo, apóstol de Cristo Jesús por mandato de Dios nuestro Salvador, y de Cristo Jesús nuestra esperanza, a Timoteo, verdadero hijo en la fe: Gracia, misericordia y paz de parte de Dios Padre y de Cristo Jesús nuestro Señor.

Pablo hace uso de autoridad en Éfeso, pero esta autoridad no se deriva de posición, oficio o título, pero más bien de su llamado y del hecho que él ha sacrificado y entregado su vida para los creyentes en Éfeso. Él se ha ganado el derecho de hablarles a ellos sobre sus vidas. A esto se le conoce como autoridad relacional. Recordemos que Pablo esa escribiendo a Timoteo, el cual se encuentra en Éfeso confrontando doctrinas falsas. También recordemos que Pablo pasó 3 años en Éfeso (Hechos 19) y que muchas personas se convirtieron por medio de su ministerio. El amor y sacrificio de Pablo por estas personas produjo un lazo estrecho de amor y confianza, el cual está siendo desafiado por esta tentadora falsa enseñanza.

Pablo había se ha ganado el derecho de hablarles a ellos y ellas sobre sus vidas

Pablo empieza su carta refiriéndose a si mismo con un apóstol de Jesucristo. Un apóstol no era un oficial de la iglesia. Un apóstol era aquel que había recibido una tarea o comisión por el Señor resucitado.  La palabra significa literalmente “el enviado”

Siempre sale a la discusión la pregunta de porque Pablo menciono su llamado apostólico en una carta personal para Timoteo. La respuesta más probable es que Timoteo leería esta carta públicamente en las iglesias de las casas donde se reunían por toda la ciudad (Hechos 20:20). Esto es importante porque, aunque Paul no tenía una posición oficial en la iglesia de Éfeso, el sí tenía una autoridad relacional como aquel que se había sacrificado para llevar por primera vez el Evangelio a Éfeso. Él había dado su vida para estas personas y muchos se habían convertido a través de su ministerio. Por lo tanto el no iba a permitir que estos y estas se perdieran a causa de enseñanzas falsa sin una lucha!

Pablo había entregado su vida por los Efesios creyentes

Hechos 20:17-21:01, destaca el profundo vínculo que existía entre Pablo y los creyentes de Éfeso. Por ejemplo, cuando se habla a los ancianos de Éfeso en la visita anterior registrado en Hechos 20, Pablo les recordó, “Todo el tiempo he estado entre ustedes sirviendo al Señor con toda humildad, con muchas lágrimas y en medio de muchas pruebas que me vinieron”. También les recordó que él había trabajado con sus propias manos mientras les impartía el evangelio,  para no ser una carga para ellos para apoyo material y la forma en que, durante tres años no he cesado de advertir a todos día y noche con lágrimas (Hechos 20:31). Cuando llegó la hora de que Pablo se marchara, las emociones de los creyentes se desbordaron. Y comenzaron a llorar desconsoladamente[o], y abrazando a[p] Pablo, lo besaban, 38 afligidos (Hechos 20:37). Era difícil salir y en el Nuevo Testamento se captó la intensidad del momento con Lucas diciendo: Después de separarnos de ellos, zarpamos y fuimos con rumbo directo a Cos, al día siguiente a Rodas, y de allí a Pátara”  (Hechos 21:01).

Pablo ejecuta autoridad relacional en Éfeso

Algunas de estas personas están siguiendo una enseñanza diferente o falsa. La declaración de Pablo de ser un apóstol de Jesucristo es para recordarles que habían recibido inicialmente el Evangelio porque él había recibido una comisión personal de Jesús Cristo de ir al mundo de los gentiles. Por lo tanto, no sólo había predicado el Evangelio con gran sacrificio personal, pero que lo había hecho porque Dios lo había enviado a él hacia ellos. Su autoridad y llamado apostólico habían sido expresados por un gran sacrificio personal hacia estos creyentes Éfeso.
Los líderes a veces tratan de ejercer autoridad sobre las personas por las que nunca han derramado una lágrima y para los que nunca se sacrificarían. Estos líderes no deberían de sorprenderse por una respuesta tibia o indiferente. La verdadera autoridad apostólica tiene un componente relacional y siempre será precedido por el servicio apostólico y sacrificio. Henri Nouwen tiene razón cuando dice: “Mucho liderazgo cristiano es ejercido por personas que no saben cómo desarrollar relaciones sanas e íntimas y en vez han optado por el poder y el control en su lugar.”

Oración y Reflexión

jesusholdinglamb

O Señor, levanta lideres para tu pueblo que hayan muerte a deseos personales, al ego y orgullo y que estén dispuestos a sacrificar sus vidas para ver a tu pueblo convertirse en todo lo que tú quieres que ellos sean. Levanta a líderes que te busquen a Ti, no popularidad ni poder, y que busquen primero Tu Reino y no su propia conveniencia y comodidad. Hago esta oración en el nombre de Jesús, Amen!

Día 1: ¿Porque Pablo escribió la Carta 1 Timoteo?

Día 1

Comentario Devocional en 1 Timoteo

Yo originalmente había pensado en hacer este devocional diario bajo el nombre de “El pan de cada día”. Eso fue hace ya varios años, ahora lo estoy publicando nuevamente, editado y con actualizaciones para el beneficio de una nueva audiencia. Por favor lea estos artículos con cuidado y ojala haciendo oraciones, y estoy convencido de que nunca serás el/la mimo(a).

¿Porque Pablo escribió la Carta 1 Timoteo?

Pablo escribió durante el tiempo de su primer aprisionamiento por los romanos, las cartas de los Colosenses, Efesios, Filipenses y la carta a Filemón. Esas se les conocen como las Epístolas de Prisión. Después de su liberación, Pablo disfruto de un tiempo de libertad  y ministerio, viajando a nuevas áreas como España y Creta, y volviendo a lugares como Efesios donde él fue el primero en predicar el evangelio como se relata en Hechos 19.

Pablo se enfrenta a Enseñanzas Falsas en Efesios

Mientras que Pablo y Timoteo se encontraban en la ciudad de Efesios, Pablo se percató de una falsa enseñanza que se estaba esparciendo entre los creyentes en aquella ciudad. Era tan seria la situación, que cuando llego el momento de su partida, Pablo le instó a Timoteo a quedarse ahí (1:3). La palabra griega “instar” indica que Timoteo no estaba complacido en tener que quedarse, pero lo hizo a insistencias de Pablo. Mas tarde, probablemente en Macedonia, Pablo escribió 1 Timoteo, como una carta de reiteración  para instruir y motivar a Timoteo en su difícil tarea, que era confrontar la falsa enseñanza. II Timoteo fue escrita después, desde prisión en Roma, luego de que a Pablo se le arrestase por segunda vez en esta ciudad.

La Clave para comprender la Carta 1 Timoteo

Entonces la clave para poder comprender e interpretar esta carta de manera correcta se encuentra en el versículo 1:3 donde Pablo dice “Cuando partí para Macedonia, te pedí que permanecieras en Éfeso para hacer frente a esos que andan enseñando extrañas doctrinas”. Las palabras “otras doctrinas” en este verso, son una traducción e la palabra griega heterosdidaskelein la cual es didaskelein que significa “enseñar” con el prefijo heteros, que significa “otro/otra” o “diferente”. En otras palabras, el sentido de que Timoteo se quedase en Efesios era para confrontar las “otras” y “diferentes” enseñanzas o doctrinas que se estaban esparciendo por los creyentes de Efesios.

1 Timoteo es una Carta Personal

Por lo tanto, esto lleva a la conclusión de que 1 Timoteo no es un manual para el orden de la iglesia que Pablo escribió en su tiempo libre. Esta es una carta personal, que se escribió a causa de una crisis, y escrita para instruir, y motivar a un amigo cercano que está lidiando con la difícil tarea de confrontar doctrinas falsas. Mientras mantengamos ante nosotros el motivo por el cual Pablo escribió esta cara, nos ayudar a comprender muchos de los pasajes más difíciles que se encuentran en esta carta.

59486_116092985113983_4313109_n

Oración y Reflexión

Querido Dios, te pido que derrames tu Espíritu Santo en cada persona que lee este artículo. Llega a sus corazones y en cada parte de su ser para que sientan tu Presencia. Que ellos y ellas sepan que tu estas ahí, que tú los quieres y que tú te preocupas por ellos y ellas y por las situaciones que pasan.  Hago esta oración en el nombre de Jesús, Amen!

¿Donde está la iglesia? Ser la sal y la luz en nuestra generación

Domingo 25 de Agosto, 2013
¿Donde está la iglesia?
Ser la sal y la luz en nuestra generación
Como muchos de ustedes, yo también estoy muy preocupado con lo que esta sucediendo en el país y en el mundo. Cuando oigo reporte tras reporte sobre violencia sin sentido dentro de los estados Unidos, por ejemplo como el caso de un joven universitario al que se le asesinó por medio de disparos , por 3 adolescentes en el pequeño pueblo de Duncan Oklahoma, quienes dijeron que “estaban aburridos”, yo me pregunto, “¿Dónde está la iglesia?”. Cuando leo sobre las casas en general o la educación publica, que están siendo descritas como lugares “terribles, peligrosos y sin moral”, yo me pregunto “¿Dónde está la iglesia?”. O cuando leo las estadísticas, las cuales señalan que más del 70% de los bebes en la comunidad afroamericana y 50% de la comunidad blanca nacen fuera de matrimonio, me pregunto, “¿Dónde está la iglesia?”. Cuando escucho a un comentador de noticias, lamentándose de la violencia en nuestra cultura, la pérdida de valores y el rompimiento de la familia, me pregunto “¿Dónde está la iglesia?”
Sera que sin habernos percatado hemos perdido nuestra “sal”-esa habilidad de impactar cualquier cultura-lo que Jesús mismo había advertido en Mateo 5:13?
Vosotros sois la sal de la tierra; pero si la sal se desvaneciere, ¿con qué será salada? No sirve más para nada, sino para ser echada fuera y hollada por los hombres. Mateo 5:13 Biblia Reina Valera
Jesús utilizó la metáfora de la sal para comunicarnos una verdad muy poderosa. En el siglo I , antes de que existiese la refrigeración, la sal se utilizaba para preservar las carnes por periodos largos de tempo, ya que la sal previene que esta se dañe. La sal también era utilizada para darle sabor a comidas que si no la tuviesen no serían consumidas. La sal también posee propiedades sanadoras, as que todos estos factores hacía a la sal muy valiosa, en lo que es el mundo antiguo. De hecho, los trabajadores en aquel tiempo les pagaban sus salarios en sal, de donde provienen algunos dichos que utilizamos todavía hoy. Pero, cuando la sal había perdido su picor, acidez y fuerza, está ya no tenía ningún valor y era desechada.

Buscar a Jesús por razones equivocadas
Yo he llegado a la conclusión de que la iglesia en los Estado Unidos ha, hasta cierto punto, perdido su sal o sea su habilidad para influenciar a la sociedad, a causa de un enfoque egocentrista hacia el Evangelio, que hace que la comodidad personal y la conveniencia sea la prioridad número 1. Nosotros predicamos a un Jesús como una manera para llegar a la felicidad personal, en vez de hacerlo el Fin o la Meta para la cual ningún sacrifico es demasiado. Somos como las personas mencionadas en Juan 6:26, a quienes Jesús reprendió por buscarlo a Él para beneficio personal.
Jesús había multiplicado el almuerzo de una persona y alimentado a toda una multitud. Cuando estas mismas personas después cruzaron el Mar de Galilea buscándolo, Jesús les dijo: “De cierto, de cierto os digo que me buscáis, no porque habéis visto las señales, sino porque comisteis el pan y os saciasteis.”. En el evangelio de Juan, los milagros de Jesús son presentados como señales que señalan a su identidad como el esperado Mesías de Israel. Por lo tanto Jesús les está diciendo a estas personas que lo buscan a Él , no porque reconocen quien es El, so no por lo que ellos creen que pueden sacarle de provecho a Él. Ellos ve a Jesús como una manera para el fin de ellos que sería la auto gratificación.
Entonces, cuando esta es nuestra manera de pensar, toda nuestra vida la vivimos desde un punto de vista de el “yo”, y hasta nuestra espiritualidad se mancha de este egocentrismo. En su libro Lectures on Revival, el autor Charles Finney habla sobre las muchas invitaciones que el recibió de parte de iglesia y pastores, que querían que el viajase a sus comunidades y promover reavivamiento. Sin embargo dice el que “Cuando yo me puse a analizar sus razones, a veces encontré cada una de ellas como egoístas. Y Dios veía a cada uno con aberración”. Algunos quieran reavivamiento para poder elevar su estatus y su influencia social. Otros querían usar el reavivamiento para aumentar el número de personas que venían a sus Iglesias y reuniones, lo que haría que estos pudieran construir nuevos edificios más grandes. Y todavía había otros que querían reavivamiento para que pudieran sentirse superiores a una u otras congregaciones con las que tenían un sentimiento de competencia. Todos buscaban reavivamiento, pero desde motivos egocéntricos. Charles Finney con todo su derecho negó sus solicitudes. (Charles G. Finney, Revival Lectures (Grand Rapids: Fleming H. Revell, n.d., 351).

Yo tuve una visión sobre Apostasía

En 1975, cuando era la época de la cúspide del Reavivamiento Carismático, yo me encontraba una tarde sentado con las piernas cruzadas en el piso, y hablaba con el Señor. De pronto vi una visión; tres arcos superpuestos, los cuales aumentan de tamaño de izquierda a derecha.
De inmediato supe en mi corazón que estos significaban los tres grandes reavivamientos. El primer arco representaba el reavivamiento que estábamos viviendo en aquel entonces-el Reavivamiento Carismático. El segundo arco representaba un segundo y más grande reavivamiento, el cual surgiría de este que estábamos viviendo, y el tercero representaba el final y el más grande que saldría del segundo.
Pero había algo diferente y distintivo sobre el Segundo arco, y yo supe instintivamente que este realmente representaba una “apostasía”. Mientras yo seguía pensando en el segundo arco, escuche las palabras “Jesús es un medio y no el fin”. De inmediato supe que el Espíritu Santo me estaba comunicando que el siguiente reavivamiento se caracterizaría desafortunadamente por Jesús siendo predicado como el medio para llegar a la felicidad y realización personal, en vez de como el FIN que debemos de perseguir y amar con todo nuestro corazón, mente, alma y fuerza.
Solo escuchen el típico sermón de hoy en día, y verán si Jesús no se está predicando como la manera para llegar a la felicidad personal en vez de como el fin en El mismo. “Ven hacia Jesús!” nos dicen “Jesús te bendecirá!”, “Jesús te sanara!” “Jesús te hará prosperar!”. Ahora si hay verdad en estos enunciados, pero estos son productos o resultados que trae el Evangelio, no son su centro y esencia. Hemos perdido nuestra salinidad, porque hemos predicado un evangelio centrado en nosotros, “que puedo ganar yo” en vez de un evangelio centrado en Cristo, que está centrado en El, y su llamado de que tomemos nuestra cruz y lo sigamos a Él.
Esto es crucial, porque como señala Charles Finney, el fin de todo pecado en la satisfacción de uno mismo. Ya sea que el pecado es mentir, engañar, robar, adulterio o asesinato, el acto es simplemente a manera para el fin de la satisfacción de uno mismo. En nuestro evangelio moderno, Jesús es presentado como solo otra manera de llegar a esta auto gratificación. Ahora, aquí es donde entra el arrepentimiento; el termino arrepentimiento proviene de la palabra griega metanoia, que significa “cambiar de parecer”. El arrepentimiento definido acorde con el Nuevo Testamento hace referencia a un cambio de parecer en que Cristo remplaza el yo o el ego como el centro o el fin de nuestra vida. Esta era una parte integral del mensaje de Pablo, ya que el resumía el contenido de su mensaje como 21 testificando solemnemente, tanto a judíos como a griegos, del arrepentimiento para con Dios y de la fe en nuestro Señor Jesucristo. (Hechos 20:21 La Biblia de las Américas)

Debemos de Purgar el Mensaje

En su primera carta a los Corintios, Pablo hace énfasis en el poder del mensaje de la Cruz de Cristo y enfatiza la importancia de mantener la esencia y el contenido de tal mensaje. Por ejemplo en 1:17 dice que Cristo no lo envió a él para bautizar, sino a proclamar el evangelio- no con palabras elocuentes[k], para que no se haga vana la cruz de Cristo. (1 Corintis:7 La Biblia de las Americas) . Aquí Pablo está diciendo es que si exageramos, tratando de que el evangelio suene más elegante, o más “cool”, o más atractivo para la cultura contemporánea, corremos el riesgo de predicar un evangelio del cual su poder se ha ido. ¿No es acaso lo que ha sucedido con la Iglesia Estadounidense contemporánea?
En el año 200 mi esposa Sue y yo, nos encontrábamos en un seminario doctoral que era de yoda una semana en el tema de Misiones, en la Regent University ubicada en Virgina Beach, VA. Aquí, durante toda la semana discutimos he hicimos lecturas sobre varias estrategias y metodologías para darle un cierre a la Gran Comisión. El día jueves, como a las 4:00 pm, alguien sugirió que nosotros (una clase compuesta por cerca de 30 líderes Cristianos) rezara. Al momento que Sue bajo su cabeza en la mesa al frente de ella, el Espíritu de Dios vino a ella como un relámpago t ella comenzó a rezar y a interceder en el Espíritu de manera intensa. Luego el Espíritu Santo hablo y dijo “ustedes han estado hablando toda la semana sobre métodos y estrategias para llevar el Evangelio a el mundo, pero quiero que ustedes purguen el mensaje que están llevando”. En mi mente no tengo la menor duda que parte de purgar ese mensaje significa movernos de un evangelio androcéntrico (centrado en los seres humanos) a un Evangelio centrado en Cristo. Solo un evangelio que este centrado en Jesucristo tiene el poder para trasformar vidas y crear apóstoles con “sal”, de los cuales sus vidas van a impactar a la cultura y al nuestro mundo.

Sus Prioridades deben de convertirse en Nuestras Prioridades
Si queremos ver a esta y a otras naciones preservadas, nosotros como Cristianos debemos de recuperar nuestra “sal”. Esto significa que debemos de movernos de un Cristianismo de comodidad y conveniencia a un Cristianismo de compromiso y con carácter. Para esto se requiere un cambio de una fe que esta centrada en el “yo” y mis deseos, a una fe que esta centrada en Cristo y su Reino, su voluntad y propósito. Pero no tengan miedo con esta renuncia de s mismo, ya que Él ha prometido que cuando buscamos primero su Reino, y todas estas cosas os serán añadidas (Mateo 6:33).
Hubo un tiempo cuando la Iglesia era la sal, restringiendo el mal y dando una influencia moral positiva hacia la sociedad. El sociólogo Francés, Alexis de Tocqueville, visito los Estados Unidos en 1831 para estudiar sus instituciones y descubrió el secreto a su éxito. El llego cuando estaba en auge el Segundo Reavivamiento (Second Great Awakening), y en el auge de los reavivamientos liderados por Charles Finney. El estaba muy impresionado con el rol del Cristianismo en Norteamérica y escribió “La atmósfera religiosa del país fue lo primero que me impactó cuando llegue a los Estados Unidos” (Eddie Hyatt, America’s Revival Heritage, 83-84).
La siguiente cita, Aunque esta no se encuentra en las memorias de Tocqueville, históricamente esta frase se le ha atribuido a el, y pudo haberse pasado por historia oral por alguien que lo oyó haciendo esta observación en alguno de sus discursos. “Busqué la grandeza y el genio de América en sus grandes puertos y sus amplios ríos, y no estaba allí, en sus fértiles campos y bosques infinitos, y no estaba allí, en sus ricas minas y su vasto comercio mundial, y no estaba allí, en su Congreso democrático y su inigualable Constitución, y tampoco estaba allí. No fue hasta que fui a las iglesias de América y escuché la flama de justicia que venía de sus pulpitos que entendí el secreto de su genio y poder.

Conclusión
Yo tengo esperanza de que la Iglesia norteamericana y en general pueda reclamar su sal a medida que nos volteamos hacia Dios y de verdad lo busquemos a Él. Hace cinco años yo había perdido mi esperanza de que Norteamérica pudiera volver a ver otro reavivamiento nacional. Peor un día me sorprendió el Espíritu Santo ya que por varias horas mi mente y corazón se llenaron de expectativa y esperanza de que veríamos otro Gran Reavivamiento-un Reavivamiento que revivirá y renovara las Iglesias de Norteamérica, impactara nuestra cultura y ponga freno a la marea de secularismo, inmoralidad y religión falsa que está llenando nuestra tierra. Yo tengo fe que podamos una vez más convertirnos en sal y luz para este mundo y para nuestra generación, pero primero debemos de purgar el mensaje que estamos llevando.
Precious_in_his_SightEscrito por Eddie L. Hyatt

Las 2 Escuelas Cristianas de Pensamiento y el Papel de la Mujer

Int’l Christian Women’s History Project

And God’s Word to Women, Inc.

Escrito por: Dra. Susan Stubbs Hyatt

jesusloveshisdaughters

Dos escuelas de pensamiento han coexistido a lo largo de historia de la Iglesia con respecto al papel de las mujeres tanto en el ministerio como también la autoridad femenina en cuanto a posiciones de liderazgo. Mientras que la escuela tradicional es patriarcal y enseña que las mujeres son menos que los hombres en autoridad y diferentes a los hombres en la función dentro del ministerio, por otro lado la escuela carismática favorece una postura de tipo igualitaria y enseña que el ministerio y la autoridad se derivan directamente de Dios por su Espíritu hacía/y a través de tanto hombres como las mujeres sin tomar en cuenta el género. Aunque ambas escuelas afirman justificación bíblica, ambas sostienen interpretaciones muy distintas y conflictivas que surgen de premisas opuestas.

La Escuela Tradicional:

En la escuela tradicional, los roles del ministerio son basados en el género y los ministerios de las mujeres caen en el paradigma de “los hombres mandan y las mujeres sirven”. Sus puntos de vista son basados en el punto de vista de Aristóteles sobre la mujer y estas ideas fueron popularizadas por los líderes de la Iglesia como San Agustín, Tomás de Aquino, Calvino y otros. El autor John Alvin Schmidt (1989) señala que los fundamentos que impulsan este modelo afirman que; las mujeres son inherentemente malas, inferiores, desiguales y sucias. Sobre la base solamente del género, se requiere a las mujeres  someterse a la autoridad masculina y servir en papeles subordinados.

Los defensores de esta posición creen que la mujer  es secundaria en la Creación y por lo tanto la ayudante subordinada del sexo masculino, con algunos Padres de la Iglesia que sostenían que la mujer en sí no tiene o posee la imagen de Dios de la misma manera que el hombre si la tiene. Por otra parte al ellos sostener a Eva como la responsable de la Caída del Edén, los tradicionalistas enseñan un orden patriarcal como el ideal bíblico para el matrimonio y ministerio. Este paradigma se mantiene intacto a la hora de  interpretar los escritos del Apóstol Pablo, ya que lo hacen a través de una interpretación selectiva; interpretan (kephale) como un puesto de mando de autoridad masculina sobre la mujer y la sumisión de la esta por medio de la palabra (hupotasso). También lo hacen  a través de una ley de silencio femenino (hesychia).

El “complementarianismo” ( del término en ingles Complementarianism=un movimiento dentro de los círculos evangélicos que a partir de los 90 se ha popularizado enormemente no solo en la denominación evangélica sino en otras ramas del Cristianismo),es una modificación de la posición patriarcal; por ejemplo este movimiento reconoce la igualdad de las mujeres en términos de sustancia (igual a la del hombre) y el valor innato de estas, pero por otro lado, se mantiene el sometimiento de la mujer a través de la creencia de que las mujeres son menos en la autoridad y diferente en función a la de los hombres. Este modelo ofrece a las mujeres mayores oportunidades para el ministerio público pero, bajo la autoridad masculina.
El ministerio de la mujer en la escuela tradicional se puede observar mejor dentro de la iglesia institucional, donde florece el ministerio femenino en los estilos de vida de monasterio. Reuther y McLaughlin (1979) hablan de figuras tempranas tales como  Thekla, Makrina, Paula, Melania y Marcella.

Que el modelo tradicional sigue siendo fuerte es evidente en los grupos cristianos de/para mujeres y mujeres individuales en el ministerio público las cuales defienden con inquebrantable lealtad  la autoridad masculina. Mujeres devotas, como la Madre Teresa, han trabajado dentro de los límites del liderazgo patriarcal para poder amar y servir a la humanidad.

La Escuela Carismática:

HS

En la escuela carismática (proveniente del término: carisma que significa “regalo de gracia”), las mujeres ejercen liderazgo y autoridad ministerial en base a talentos y dones espirituales, sin tomar en cuenta el género. Los defensores de este movimiento sostienen que la Biblia, interpretada con precisión en cuanto a la intención del autor, enseña que las mujeres son iguales a los hombres en términos de sustancia y valor, función y autoridad, privilegio y responsabilidad (Hyatt 2000). El liderazgo femenino en los ministerios de la iglesia aumenta durante las temporadas de Reavivamiento, cuando la infusión del Espíritu de Dios desafía y cambia la cultura humana. En tales momentos de la historia, las mujeres experimentan un estatus elevado hacia igualdad con los hombres en la medida en que la cultura del tiempo lo permitiera.

Los defensores de este movimiento no ven restricciones bíblicas para las mujeres. En la Creación, citan la igualdad de género con la creación de un ish adán (hebreo para hombre) y un ishshah adam (hebreo para  mujer) y a Dios dando a adan (la humanidad) el dominio sobre la creación, pero no la autoridad del varón a la mujer. El alejamiento/volteo (del hebreo tushuqa) de Eva de Dios hacia a su marido pone en marcha la misoginia (Génesis 3:16 b) que, a través de Jesús Cristo en la nueva creación este es resuelto; cuando Dios restablece una relación directa tanto para el hombre como la mujer con Él mismo, sin un patrón jerárquico presente. Según Leonard Swidler (1971), Jesús enseñó la igualdad de la mujer a pesar de la cultura misógina y patriarcal de su época. Después de su resurrección, cuando Él ya no estaba restringido por la cultura judía, Jesús hizo una fuerte declaración de igualdad para las mujeres en el ministerio, mediante el envío de María Magdalena como la primera persona para proclamar la Buenas Noticias  de la resurrección a los discípulos varones.

Los defensores del movimiento carismático enfrentan la interpretación de los pasajes supuestamente restrictivos encontrados en las Epístolas en base al contexto literario y cultural de la época en la que fueron escritos. Señalan que el término cabeza es una traducción de la palabra griega kefale, lo que indica que las mujeres proceden de la misma sustancia a la de los varones. Si Pablo hubiese utilizado la Palabra archon en vez de kefale, él si hubiese estado promoviendo el dominio el hombre sobre la mujer. Ellos también dice que la supuesta sumisión femenina, es una traducción del termino griego hupotasso, esto se refería a la esposa formando una unidad social con su marido, identificándose con el así como los Cristianos son llamados a identificarse los unos con los otros.  Si Pablo hubiese querido indicar una subordinación o sumisión obediente de parte de la esposa al esposo, entonces hubiese utilizado otro termino, el termino hupakoe. Por otra parte, en cuanto a la supuesta regla de silencio de las mujeres, los defensores señalan que han encontrado evidencia de que hesychia, la palabra griega traducida como “silencio” ha sido en vez traducida como “tranquilidad de espíritu” cuando se refiere a los hombres, lo que indica una tendencia de misoginia por parte de los traductores.

La posición carismática reclama que posee fuerte apoyo bíblico para justificar su posición, especialmente con evidencia encontrada en el Nuevo Testamento, sobre las mujeres funcionando en roles de liderazgo:… Compañeras de trabajo (del griego sunergoi) con Pablo (1 Cor 16,16; Rom 16:01, Fil 4:2-3 ), pastoras (Hechos 12:12, Hechos 16:13, 1 Cor 1:11; 16:19; Rom 16:3-5; Col. 4:15, 2/3 Juan), maestras (Hechos 18.:. 1-4, 18-28, Col. 3:16, Col. 1:02; 3:12; 1 Corintios 14:26, 31). profetas (Hechos 2:17, Hechos 21:8-9; 1 Cor . 11:4-5, 1 Corintios 14:3-4, 26, 3:10, Hechos 02:17); evangelistas (Jn. 4:1-26, 39-42), y apóstoles (Mt. 28.: 1-10, Romanos 16: 7).

Históricamente, la escuela carismática se enorgullece de haber contado con mujeres en posiciones de liderazgo ministerial durante cada reavivamiento, esto empezó sobre todo a partir de entre los Montanistas (Hyatt 1998 y 2000).

Los Primeros Amigos (1650-1690) también demuestran un patrón bíblico de la igualdad más que cualquier otro movimiento de reavivamiento antes de su época. La igualdad iba y venía a través de movimientos de reavivamiento posteriores como lo son los de los Metodistas Tempranos, el Movimiento de Santidad, el Movimiento Misionero, el Movimiento del Sufragio, y el Reavivamiento Pentecostal.

En la Renovación/Reavivamiento Carismático del siglo 20, una mezcla de pensamiento de las escuelas tradicionales y carismáticas trajo consigo una necesidad de establecer una teología bíblica de la condición de mujer que fuese sólida y confiable, incluyendo la clarificación del papel de la mujer en el liderazgo ministerial.

Ver También:

Referencias y Libros Sugeridos (En inglés):

 

Clark, E. A. (1983). Women in the Early Church. Collegeville, MN: The Liturgical Press.

 

Hyatt, S. (1998). In the Spirit We’re Equal: The Spirit, The Bible and Women–A Revival Perspective. Dallas, TX: Hyatt Press.

 

Hyatt, S. (2000). A Theology of Biblical Womanhood for Spirit-Oriented Believers. D.Min. Dissertation. Virginia Beach, VA: Regent University.

 

Hyatt, S. (2001). Spirit-Filled Women. In V. Synan (ed), The Century of the Holy Spirit: 100 Years of Pentecostal and Charismatic Renewal. Nashville: Thomas Nelson, pp. 233-263.

 

Mickelsen, A. (ed.) (1986). Women, Authority & the Bible. Downers Grove, IL: InterVarsity Press.

 

Swidler, L. (1971). Jesus Was a Feminist. Catholic World. January 1971, Vol. 212. pp. 177-183.

 

Ruether, R. & McLaughlin, E. (1979). Women of Spirit: Female Leadership in the Jewish and Christian Traditions. New York: Simon & Schuster.

 

Schmidt, J. A. (1989). Veiled and Silenced: How Culture Shaped Sexist Theology. Macon, GA: Mercer University Press.

 

Tucker, R. A. & Liefeld, W. (1987). Daughters of the Church: Women and Ministry from New Testament Times to the Present. Grand Rapids: Zondervan.

 

Información/Biografía de Autores:

Susan Stubbs Hyatt,  de origen canadiense ahora residente en Grapevine (DFW Metroplex), Texas, es la coordinadora y fundadora del Proyecto Internacional de Historia de la Mujer Cristiana y Jefe de Equipo de la Palabra de Dios a las Mujeres, Inc. Ella tiene un DMIN, licenciatura, y también se graduó de el Colegio de Profesores en la Universidad de New Brunswick y el Instituto de Cristo de las Naciones, realizó estudios de posgrado en el Seminario Teológico Fuller, y estudios de doctorado en la Universidad Regent. Ella es escritora y da conferencias a nivel internacional. Ella representó a los Pentecostales en el Colloque Femmes et Religiones (2001) en Bruselas. Ha recibido premios académicos incluyendo el Premio del Gobernador General de Canadá.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 38 seguidores